miércoles, 10 de agosto de 2016

19:35:00
MÉRIDA, Yucatán, 10 de agosto.- No existe tiempo para alcanzar las metas, así lo demostró Gaspar Manuel Zapata León quien a la edad de 70 años concluyó el programa bachillerato en línea de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), formando parte de la segunda generación de esta modalidad. 


Con la convicción de superarse y alcanzar sus objetivos propuestos pese a su avanzada edad, para Don Gaspar no hay imposibles y logra lo que se propone, es así como culminó una etapa más de su vida, aprovechando la oportunidad que la UADY ofrece a la sociedad con esta opción de estudios. 

Con voz pausada y lágrimas en los ojos recordó, “al enterarse de que había decidido retomar mis estudios, mis hijos me felicitaron y apoyaron durante esta nueva experiencia”. 

Padre de tres profesionales, la mayor licenciada en administración de empresas turísticas, el segundo ingeniero electrónico en comunicaciones y la última licenciada en diseño gráfico, todos con aspiraciones y una familia formada pero siempre al pendiente de su padre y animándolo para seguir adelante. 

Con nostalgia expresó que tuvo momentos difíciles, al grado de pensar en abandonar sus estudios, pero fueron sus profesores y las ganas de seguir adelante quienes ganaron, “y aquí estoy”, expresó. 

“El momento es ahora, hoy puedo comprender que los nuevos proyectos que se nos presentan, son los que nos dan fuerza para concretarlos sin importar la edad, es el tiempo ideal para darnos cuenta que nos merecemos una segunda oportunidad”, resaltó Don Gaspar. 

Asimismo, comentó que en el transcurso de la vida de una persona existen momentos, uno de ellos es la niñez, en esta etapa jugamos y nos inculcan los valores que nos acompañarán en los años futuros; la adolescencia, tiempo de confusiones, cuestionamientos; más adelante nos convertimos en jóvenes, llenos de energía, con objetivos personales y la familia, explicó. 

“Posteriormente la persona se encuentra atravesando la madurez, una etapa difícil, con proyectos y momentos para evaluar lo realizado y lo que nos faltó concretar”, agregó. 

Don Gaspar compartió estas reflexiones, que fueron muy significativas en su vida, como lo fue estudiar el bachillerato en la UADY. 

Puestos los pies en la tierra y con mucha noción de la vida, comentó que el adulto mayor posee dos cualidades: experiencia y criterio, pilares importantes para enfocar sus estudios. 

Don Gaspar resaltó las tres claves para conseguir el éxito: voluntad, organización y constancia, “la vida es un reto diario, hay que enfrentarla y resolver lo que se presente”, afirmó. 

Por último, recomendó a las nuevas generaciones seguir y luchar por sus sueños, no detenerse por pequeños o grandes que sean los problemas, es mejor encontrarles una solución, borrar de su disco duro dos frases: “no tengo ganas” o “mejor esto lo hago más tarde”, concluyó. (Boletín)