domingo, 7 de agosto de 2016

18:34:00
VENEZUELA, 7 de agosto.- Nicolás Maduro vive su peor momento desde que asumió la Presidencia de Venezuela, hace poco más de 3 años. Su popularidad ha caído a 11%, mientras que el 83% de electores votaría en las urnas para revocarlo del cargo, según los sondeos, que además reflejan el posicionamiento de la oposición para ser el futuro gobierno.


Su pérdida del favor popular y la avalancha de votos que tendría en su contra en caso de unas elecciones han incidido en que el mandatario recurra al apoyo del “generalato”, especialmente de los “narcosoles” –designación del general Nestor Reveroll como ministro del Interior y Justicia– para aferrarse al poder, ya en fase agonizante.

La encuestadora Alfredo Keller y Asociados en su último estudio del 29 de julio con una muestra de 1.200 personas indica que el 73% de los electores está a favor de firmar para solicitar el revocatorio de Maduro, pero cuando anuncien la fecha de la consulta definitiva, entonces la avalancha sería de 83% en la que 16 millones de votantes se pronunciarían en su contra en las urnas.

Por si fuera poco, Maduro enfrenta la peor caída de popularidad que presidente venezolano alguno haya registrado en más de 60 años de historia republicana. La consultora Keller sostiene que la imagen de Maduro rueda por el abismo del 11,6%. Este indicador suma 5 variables como la popularidad, situación positiva del país, economía familiar, gestión gubernamental e intención de votos.

Una gran mayoría de 88% de los venezolanos opina que la crisis económica (desabastecimiento y escasez) ha empeorado, pero el 94% considera que los militares manejan peor la escasa distribución de alimentos que los civiles, según el sondeo de Keller.

El gobierno de Maduro y su entorno saben lo bajo que ha caído en las encuestas y lo mal que le iría en unas elecciones. Por eso su tabla de salvación es la cúpula del alto mando militar, que no controla toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), sino parcelas de poder que indican lo divididos que están los 4 componentes (Aviación, Naval, Ejército y Guardia Nacional) que la integran.

Para aferrarse al poder, Maduro designó al ex comandante de la Guardia Nacional y ex jefe de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), Nestor Reverol como Ministro del Interior y Justicia, tras ser acusado por la Corte Federal de New York de ser presunto narcotraficante, lo que ha causado indignación y repudio por parte de los venezolanos.

El ex ministro de la Defensa, Fernando Ochoa Antich, dijo que la designación “imprudente, insólita e irresponsable” de Reverol en su gabinete es una bofetada a los venezolanos, que van a sufrir las consecuencias negativas internacionales.

Para Ochoa Antich “lo sorprendente es que el general Vladimir Padrino López (ministro de Defensa) y los actuales altos mandos lo acepten y evalúen positivamente conociendo el daño que se le hace a la institución armada”.

En tanto, la oposición ha iniciado una cruzada en todo el país para impulsar el revocatorio cuya primera fase ya fue admitida oficialmente. (Ludmila Vinogradoff / Clarín)