jueves, 4 de agosto de 2016

01:01:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de agosto.- Contrario a los discursos oficiales que solo buscan tapar una realidad, vecinos de la comisaría de Opichén alzaron la voz para señalar las pésimas condiciones en que se encuentran diversas áreas de servicios públicos municipales y espacios deportivos.

Rudy Pacheco y Maru Moniote durante el recorrido.

Lo anterior fue constatado por los regidores priistas María Jesús Monjiote Isaac y Rudy Airan Pacheco Aguilar en un recorrido que efectuaron por la comisaría.


"Acudimos al llamado de los vecinos de la comisaría de Opichén, quienes nos señalaron la falta de respuesta por parte del Ayuntamiento de Mérida respecto a la cancha de básquetbol, que se encuentra en pésimas condiciones, la malla ciclónica se está cayendo y con agujeros, lo que ocasiona que jóvenes y niños se lastimen al jugar o se dañe su equipo deportivo", dijo el coordinador del grupo edilicio del PRI.

"La bomba de riego del supuesto campo de fútbol es otro grave problema. Hace años se construyó un espacio especial, pero que a la fecha es utilizado como contenedor de basura porque la bomba que hay no sirve y no corresponde para el riego. Una bolsa con el logotipo de esta administración municipal evidencía el mal servicio que presta el concesionario de esta área".

“Las vecinas también nos comentaron la necesidad de contar con gradas porque a veces se reúnen hasta 18 equipos y no hay donde sentarse", dijo el edil priista.

Con algunas vecinas del lugar, los ediles priistas recorrieron dichas instalaciones. Los baños, que se encuentran a un costado de la cancha de básquetbol, están dañados y la falta de mantenimiento es evidente, ya que hay presencia de los estragos causados por la humedad. Tanto en el tinaco que se encuentra en el techo de los baños así como en lo que queda del lavabo, que por mas que lo reportan no dan una respuesta para evitar que el agua se desperdicie.

En el recorrido, la regidora María Jesús Monjiote Isaac lamentó una vez más que se repita la misma historia de baños en pésimas condiciones, ahora en la comisaría de Opichén, lo que atenta a la salud como un riesgo sanitario por el acumulamiento de desechos sanitarios en su interior.

"El 31 de marzo pasado señalé en sesión ordinaria de Cabildo, que los baños de la unidad deportiva de la colonia Miraflores estaban totalmente insalubres y en pésimas condiciones. Ahora se vuelve a repetir la misma historia; ésta es la realidad de la actual administración municipal", dijo la edil priista.

Los malos servicios públicos municipales también se extienden a algunas calles de Jardines de Pensiones y Chenkú, ya que se pudo encontrar basura acumulada en ciertos sectores, así como rejillas sin desazolvar, falta de limpieza en callejones y de botes de basura en el parque "Tunich Luum", el cual ya había sido señalado en anteriores ocasiones por los ediles priistas, pero que a la fecha no hay ninguna respuesta.

En dicha colonia también hicieron un recorrido los ediles María Jesús Monjiote, Rudy Pacheco y Alfonso Seguí Isaac.

"Es una realidad el mal servicio que presta esta administración municipal y que se refleja en la falta de atención para reparar el alumbrado público. Simplemente no hay capacidad para prestar un servicio de calidad", dijo por su parte el regidor Alfonso Seguí Isaac. (Boletín)