jueves, 11 de agosto de 2016

19:56:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de agosto.- El día de hoy, la Red Pro Yucatán dio a conocer que participará en la marcha nacional del 10 de septiembre a la que convoca el Frente Nacional por la Familia.


La protesta, que se promueve como "Manifestación por la familia" y bajo el hashtag #DefendamosLaFamilia, tiene por objetivo expresar la oposición de éste y otros grupos al reconocimiento del matrimonio entre parejas del mismo sexo así como el derecho de las mismas a la adopción.

En mayo de este año, el presidente Enrique Peña Nieto presentó una iniciativa para ascender a rango constitucional el reconocimiento explícito de dichos derechos, los cuales centenares de parejas han ejercido tras tramitar un amparo, aun en estados como Yucatán donde las leyes locales no reconocen como "familia" a estas uniones.

Trabajadores municipales, obligados a asistir a evento homofóbico

Fuentes confiables cercanas al Ayuntamiento de Mérida nos informan que hace dos semanas la Red Pro Yucatán celebró un evento en el auditorio del Centro Cultural Olimpo al cual varios empleados municipales fueron obligados a asistir, aunque no especificaron quién les dio dicha orden.

Durante el acto, la Red habló, como es costumbre, en contra del matrimonio igualitario y la homosexualidad, presentando su discurso, calificado por muchos como homofóbico, discriminatorio y excluyente, como "a favor de la familia tradicional".

El evento, señalan nuestras fuentes, fue apoyado por el "sector más oscuro y rancio del PAN en Mérida".

En días pasados se vio a Ivette Laviada Arce, presidenta de la Red, acompañando a su prima Cecilia Patrón Laviada en el Palacio Municipal rumbo a una reunión.

El argumento de Ivette Laviada al solicitar el espacio fue, nos comentan, señalar que así como hay apertura al tema de la diversidad sexual, lo debe haber para puntos de vista diferentes.

Por años, la Red Pro Yucatán se ha opuesto al reconocimiento jurídico de los derechos de la diversidad sexual.

Laviada Arce ha llegado al extremo de proponer públicamente que el matrimonio entre parejas del mismo sexo sea denominado homomonio o gaymonio. (José Repetto)