domingo, 28 de agosto de 2016

16:40:00
Pedro Echeverría V.

1. Por favor, que no quieran vernos la cara de tontos prometiendo una paz imposible en un mundo pleno de desigualdades sociales producidas por la explotación despiadada, por un lado, y la miseria extendida por otro. Lo que se consigue con esos pactos y acuerdos –como el firmado en Cuba después de los tratados de paz entre el gobierno de Santos y la FARC levantadas en armas desde 1964- son sólo algunos cambios para tratar de frenar la lucha de clases, pero las confrontaciones tendrán que seguir mientras exista el capitalismo y la desigualdad social. Me hace pensar mucho en lo que sucedió con la guerrilla de El Salvador y sus Acuerdos de Paz.

2. ¿Recuerdan que en 1992 los ex guerrilleros del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) depusieron las armas y suscribieron los Acuerdos de Paz que clausuraron a 12 años de guerra civil? La ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) gobernaba el país desde 1989 y continuó dominando hasta que el periodista Mauricio Funes, del FMLN, obtuvo las Presidencia veinte años después (en las elecciones de marzo de 2009) y a los cinco años (en 1914) fue electo Salvador Sánchez, excomandante del FMLN. ¿Qué ha sucedido desde entonces en El Salvador con los exguerrilleros en el gobierno? Obviamente ha habido cambios dentro del capitalismo, pero muy limitados.

3. Los guerrilleros o luchadores sociales que jamás claudican son para mí héroes humanos y los integrantes de las FARC (como el ELN) son de los colombianos más grandes. Pienso que después de 50 años sus batallas en defensa del pueblo estaban ya estancadas porque los gobiernos de la burguesía colombiana y el imperialismo lograron bloquear sus avances. Incluso publiqué una crítica a Hugo Chávez y a Fidel Castro hace algunos años por oponerse ambos al radicalismo de las FARC. Pienso incluso que esos pronunciamientos de Chávez y Castro desautorizando a las FARC prepararon las reuniones de La Habana.

4. Me preocupa que hayan quedado al margen de los acuerdos los guerrilleros del FLN de Colombia y que hoy se anuncie que: “Un juez de Colombia ordenó la captura de los cinco máximos líderes del Ejército de Liberación Nacional (ELN), a quienes imputa crímenes de guerra vinculados con ataques a infraestructura petrolera, los cuales generaron pérdidas multimillonarias al país, informó la fiscalía la noche del viernes. Incluye la reclusión del máximo jefe del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista (Gabino). También a los otros: Eliecer Herlinton, Israel Ramírez, Rafael Sierra y Aníbal Giraldo. Es decir, de los dirigentes más sacrificados del ELN.

5. No debe olvidarse que el ELN ha tenido presencia a lo largo de su historia que también se inicia en 1964, en la zona del Catatumbo, en el departamento de Norte de Santander. En una decena de Departamentos y regiones. Su condición de guerrilla de los años 70 y 80 popularizó la llamada “Teología de la Liberación”, siendo uno de sus precursores, el cura guerrillero Camilo Torres. El ELN, ha tenido su bastión fundamental entre sacerdotes católicos con afinidad socialista, tal es el caso de Manuel Pérez "El cura", como era conocido en las filas guerrilleras, comandante de ese grupo insurgente desde los 70, hasta su muerte por enfermedad en 1998. El ELN ha sido una organización guerrillera insurgente de orientación marxista-leninista y pro-revolución cubana.

6. Supongo que puede ser el primer conflicto o, contrario, un mejor acuerdo entre el gobierno y la casi ex guerrilla de las FARC. El gobierno de Santos no puede perseguir, encarcelar o asesinar a los miembros de ELN; por el contrario está obligado a llegar a buenos acuerdos con ellos. Las FARC tienen el deber de reconocer al ELN como sus camaradas que han luchado el mismo número de años y han sufrido asesinatos y muertes por parte de la burguesía y el imperio como ellos. Si esto no se resuelve sin persecuciones y ejecuciones, entonces los acuerdos de La Habana sirvieron para un carajo, quizá para la reinstalación de la misma clase dominante. Pero tengo confianza en que el salvaje capitalismo sea derrotado y se arreglen las cosas en beneficio de los trabajadores.

7. Es duro, extremadamente difícil, luchar contra el capitalismo y su poder hegemónico en los EEUU. Se pueden derrocar gobiernos burgueses, derrotarlos en elecciones, pero el sistema explotador y opresor capitalista sigue firme buscando métodos y formas para destruir a quienes se opongan a él. ¿Habrá que esperar otros cien años para derrumbarlo? Ahora le ha tocado al imperio socavar al gobierno de Bolivia, después de poner en picota a Venezuela y someter a Argentina y Brasil. Uruguay, El Salvador, Nicaragua y Ecuador, dada su poca fuerza y presencia, le basta al imperio cierta vigilia. Perú, Chile, Colombia y México, la llamada Alianza del Pacífico, está absolutamente controlada por el imperio. ¿Qué queda? (28/VIII/16)