jueves, 4 de agosto de 2016

13:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de agosto.- La brevedad narrativa es el elemento principal de la obra Lo breve, si bueno…cuentos de Hipogeo, que reúne 18 textos compilados por Víctor Garduño Centeno, maestro de la Escuela de Escritores de Yucatán “Leopoldo Peniche Vallado”.


La presentación del libro, que se llevará a cabo el viernes 5 de agosto a las 21:00 horas, en el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán (TSJY), estará a cargo del novelista y poeta Agustín Monsreal la periodista cultural María Teresa Mézquita Méndez y el antropólogo José Juan Cervera.

El ejemplar se editó bajo el cobijo de la Secretaría de Cultura y las Artes (Sedeculta) y contiene la labor de 10 personas que formaron parte del Taller Hipogeo de Cuento, fundado en 2013 por Garduño Centeno, también ganador del Concurso Estatal de Cuento del Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud en 1985.

Lo breve, si bueno…cuentos de Hipogeo es una antología integrada por 18 narraciones cortas, como son “Pared”, de Carlos Canto Cetina; “La morfología de las mascotas”, de Joaquín Filio; “La bondad de las cosas”, de Martha Rosario Alpuche; ”Otro mundo”, escrito por Adrián Pat, y “La marca de la oruga”, de Mateo Peraza Villamil, por mencionar algunos.

A lo largo de 90 páginas, el lector podrá atestiguar las vivencias paranormales de un matrimonio en su nueva morada ubicada en el fraccionamiento Montecristo, la trágica experiencia de un par de jóvenes hermanos en un bar de Baja California o reflexionar sobre el rol de la televisión como medio informativo, entre otras historias.

Algunos de los trabajos que integran el libro fueron leídos por sus propios autores en el marco de la celebración del Día del Escritor en Mérida, organizado por el Centro de Arte Alternativo “Le cirque”.

El compilador también ha publicado Vivirás como si fuera cierto, Noción de infierno, Designios de la noche y Los otros misterios. Ha colaborado en ediciones culturales y periodísticas en medios locales y de otros estados del país. De 1998 al 2000 fue presidente del Centro Yucateco de Escritores. (Boletín)