sábado, 6 de agosto de 2016

20:11:00
MÉRIDA, Yucatán, 6 de agosto.- Liz y María tienen ocho años, son las mejores amigas, van juntas a la escuela, juegan todas las tardes y aunque en apariencia tienen vidas sanas y divertidas, una de ellas guarda un secreto que la llena de tristeza.


De la pluma del dramaturgo Enrique Olmos de Ita, llega al Foro Alternativo “Rubén Chacón” la puesta en escena No tocar, en el marco de la Muestra Estatal de Teatro “Wilberto Cantón”, de la Secretaria de la Cultura y las Artes (Sedeculta). Dicha función se llevará a cabo el lunes 8 de agosto, en punto de las 20:00 horas.

María, interpretada por Andrea Lorenzana, se le nota triste. Su madre cada que se ausenta, la deja al cuidado de su prima, quien la acaricia de formas inapropiadas. Pero su compañera Liz, personificada por Fernanda Bolívar, es la primera en conocer esta confidencia.

Aun cuando las amigas han tejido una relación entrañable, la reciente confesión amenaza con separarlas emocional y físicamente. Al final, las niñas pondrán a prueba su amistad y buscarán responderse la pregunta ¿Qué son las caricias?

A través de este montaje didáctico, que se apoya en materiales multimedia, las actrices intentarán contestar a su interrogante y conocerán la manera en la que los pequeños pueden dirigirse a los adultos cuando enfrentan alguna situación de esa naturaleza.

Dirigida por Carlos Farfán, la obra toca el tema del abuso infantil, desde el punto de vista social, mediante un guion dirigido a un público a partir de los 12 años.

Más allá de entretener, el objetivo de esta propuesta es que los padres de familia otorguen herramientas oportunas a los hijos, para que éstos sean quienes puedan detectar el problema y dotarlos de elementos de alerta, a fin de que sepan que pueden comunicar las cosas cuando no se siente a gusto.          

La obra se ha presentado en diversos escenarios, como la Casa de la Cultura “Byron Gálvez”, en Hidalgo y el Teatro Guadalajara del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Jalisco. En abril de este año, formó parte del segundo Festival “Día Mundial del Teatro” de Baja California. (Boletín)