domingo, 28 de agosto de 2016

13:14:00
Salvador García Pérez*

La situación actual que vivimos en nuestro querido México, no es solo responsabilidad del Gobierno en turno (o de gobiernos anteriores), sino también de nosotros los ciudadanos, que por ejemplo: con tal de no llegar tarde al trabajo, preferimos pagarle al policía una "mordida" para que nos libere pronto, o el niño que copia en un examen, o los padres de familia al fomentar en los niños actitudes nocivas, como la intolerancia, deshonestidad, egoísmo, etc. que tarde o temprano tendrán repercusiones en la sociedad, por eso, es necesario cortar esa cadena de crimen e injusticia que comienza con (aparentemente) pequeñas acciones que según los adultos "no afectan, no pasa nada", pero que en realidad es la base para los grandes crímenes como el secuestro o el tráfico de drogas...


El día que el Estado se olvide de intereses mundanos, cuando deje a un lado su egoísmo, y adopte como propios los intereses de la Nación (Patria), entonces, solo entonces, mejorará verdaderamente la situación socio-económica en este país... Tanta marginación, ignorancia, conformismo, es producto de decisiones egoístas, retrógradas e intolerables que anteriores gobiernos fomentaron en la gente durante muchos años, provocando así, un "envenenamiento" social que desde mi particular punto de vista, será complicado (mas no imposible) de erradicar... En México estamos regidos por un sistema llamado Capitalismo, pero las decisiones de los "representantes" gubernamentales instalados en el Congreso de la Unión (cámaras de Diputados y Senadores), tienden a una mezcla bizarra entre Socialismo, Anarquismo, Neo liberalismo y Demagogia, que merman la capacidad de superación a la que aspiran los ciudadanos comunes...El comunismo aprisiona al individuo en una "cápsula invisible" de parcialidad, cohibiendo lentamente las opiniones, el libre albedrío, seduciendo al sujeto en base a promesas disfrazadas de igualdad o equidad social, nada más alejado de la realidad, porque ahora no solo algunos son pobres, sino todos, y el sistema político no se refleja en los gobernantes, que disfrutan de todas las libertades mientras la gente común se sume cada vez más en su ignorancia y conformismo...por tanto, el ciudadano "comunista o socialista" no es libre, ya que el gobierno controla sus pensamientos, opiniones, gustos, etc. encadenados a la ideología carcelaria, las personas viven limitadas, cegadas por una venda que cubre los abusos e injusticias de las que son víctimas cada día que viven en ese régimen autoritario...

La verdadera libertad radica no en estar libre de cadenas físicas, o no estar prisionero en una cárcel, sino en ser capaz de auto gobernarse, no censurarse, vivir responsablemente, asumiendo las consecuencias de las decisiones que tomamos, aprender de los errores que cometemos, aceptar las críticas, ser libre es estar consientes de nuestra falibilidad como seres humanos....La vida es efímera, la existencia humana es tan frágil, que algunos son tan solo espectadores de su vida y otros son los protagonistas.... 

La muerte nos libera de "tener "muchas cosas”. Tengo hambre, tengo sueño, tengo ganas de hacer "pis", tengo dolor...Cuando la muerte llegue (cuando TENGA que llegar) aceptemos su llegada y la partida de nuestro ser querido. Hay que llorar la pérdida y seguir nuestro camino. Esto no implica una actitud suicida (el suicidio es un acto cobarde),es decir, querer morirse, me refiero al temor que los seres humanos le tenemos a la muerte, pensando que es el fin; de hecho, si lo es, pero para el que falleció, no para los que seguimos aquí, en el mundo de los vivos... Llorar es bueno, es desahogo, es terapéutico, catártico, nos libera de tensiones atadas, dejas caer un enorme peso que se llama "apego", y sobre todo, te ayuda a entender este proceso conocido como existencia... ¿Por qué temerle tanto a la muerte?, ella solo cumple la función de despertarnos de este sueño (o pesadilla) que llamamos vida... Todo ser humano independientemente de su condición social, política, económica, étnica, de sus capacidades físicas o intelectuales, de sus rasgos físicos, salud, y demás cosas, es un ser que posee las características necesarias para considerarla “persona”, pues es un ser, que tiene esencia, materia y forma, es individual, pues eso es lo más importante ya que lo demás, es accidental, y no importa si sus actos son reprobables, ese ser seguirá siendo una persona, lo mismo si es hombre o mujer, asesino o empleado, es persona, por tener las características antes mencionadas. 

“La verdad es un ejercicio interior, al que se llega a través de la inteligencia, complementado con la soledad y el silencio, cuando las voces son silenciadas, la verdad surge de entre las sombras que nublan la mente”. La solución no es un golpe de Estado, ni una revolución sangrienta, ni siquiera presionar al Gobierno utilizando el terror como hizo ETA en España, la solución, sería que cada quién desde su hogar, fomente en sus hijos el amor al trabajo, a la patria, para que cuando sea mayor, no continúe con el círculo vicioso de la improductividad, conformismo y mediocridad, y sea así un ciudadano útil, que con su ejemplo se convierta en la gota de agua que cae al mar formando una ola que se expande....

¿Es la educación la solución para acabar con los problemas que aquejan al país, es acaso que el gobierno ha errado la estrategia por muchos años, olvidado al ciudadano y ambicionando más riqueza "sacrificando" el bienestar del pueblo?, la respuesta es SI, pero, ¿qué puede hacer el ciudadano común ante esta problemática?...

La suplantación de identidad no es propia de Artistas (Cantantes, Modelos, Actores, Actrices, Pintores, Políticos...etc.) sino a cualquier persona le puede suceder, (común y corriente, puede ser más común que corriente o más corriente que común, eso es irrelevante), sin embargo sucede, y es un enorme problema en la actualidad, entonces, ¿cómo combatir a los "Fakes" o suplantadores?, no lo sé...

Vivimos en el país de "no pasa nada", cerramos los ojos y oídos a los problemas cotidianos, la corrupción y la violencia son "normales" , "cosa de todos los días", y pretendemos creer que los políticos cambiarán, que la situación va a mejorar de un día para otro, sin siquiera mover un dedo para conseguirlo, pero esto no funciona así; si queremos un país mejor, el cambio se dará muchas generaciones más adelante, nosotros no veremos los cambios, pero podemos comenzar la revolución que sea el inicio del cambio...

Aludiendo a Martin Luther King Jr.

"Tengo un sueño, en que México esté libre de apatía, conformismo, paternalismo, libre de las ataduras ideológicas que nos impiden comprender el dolor ajeno encerrándonos en nuestro egoísmo, un México en el que la justicia sea aplicada correctamente, y no sean encarceladas personas inocentes porque se convirtieron en víctimas de un sistema corrupto e ineficaz. No, no podemos estar satisfechos con los resultados obtenidos, mientras las cárceles están llenas de "presuntos culpables", y sigamos siendo presas del temor provocado por la violenta guerra del crimen organizado, no, no podemos estar satisfechos mientras ciertos gobiernos estatales y municipales, pisotean los derechos civiles, mintiéndole a los ciudadanos sobre la situación real de sus entidades, no, no podemos estar satisfechos. Podemos cambiar estos hechos, seamos libres para defender nuestra soberanía, seamos libres para transformar nuestra realidad, porque hay esperanza, seamos la solución, no el problema, estoy convencido que si los ciudadanos nos unimos, y olvidamos diferencias imaginarias, podemos cambiar México...

Yo sí creo en México.... ¡En quienes no creo es en LOS POLÍTICOS!

Lo que se requiere para solucionar los grandes problemas de la humanidad es un sistema político-judicial parecido al acontecido en, la novela de Orwell 1984, pero dirigido especialmente hacia los políticos, criminales y sospechosos de haber cometido o criminal potencial. Espionaje con cámaras ocultas, micrófonos escondidos, espionaje satelital, de google earth, o cualquier otro satélite espía, entre muchas otras medidas.

*Licenciado en Humanidades y Filosofía egresado de la UMSA Universidad Mesoamericana de San Agustín (UMSA)