martes, 2 de agosto de 2016

17:40:00
MÉRIDA, Yucatán, 2 de agosto.- El alcalde, Mauricio Vila Dosal, se reunió con el equipo de trabajo dirigido por la bióloga Julia Martínez, directora de Economía, Medio Ambiente y Cambio Climático de CTS Embarq, y Sayda Melina Rodríguez, directora de la Unidad de Desarrollo Sustentable de la Comuna de Mérida, quienes le presentaron un proyecto financiado por la Embajada Británica, para capacitar a funcionarios municipales en la elaboración de un inventario de gases de efecto de invernadero en esta ciudad.


Con esta medida, que traerá grandes beneficios en el cuidado del medio ambiente, como el ahorro energético, Mérida, junto con Guadalajara, iniciará el proceso para contar con ese inventario, que hasta el momento sólo la Ciudad de México tiene. La inversión internacional para este proyecto es de alrededor de $2 millones, sin cargo alguno para el Ayuntamiento.

También permitirá a Mérida dar cumplimiento a la Ley General de Cambio Climático, que obliga a todos los municipios del país a tener este documento y actualizarlo cada dos años.

Durante la reunión, Vila Dosal destacó la importancia que tiene para su administración el cuidado del medio ambiente y por ello ha realizado esfuerzos como la creación de la Unidad de Desarrollo Sustentable, el Plan Municipal de Infraestructura Verde y la pronta instalación de paneles solares en el Palacio Municipal, entre otras medidas.

La bióloga Martínez explicó al alcalde que Mérida fue seleccionada entre 12 municipios después de que “CTS Embarq México” lanzó una convocatoria denominada "Moviendo a México hacia una economía baja en carbono a través de edificaciones energéticamente eficientes".

Agregó que la Secretaría de Energía (SENER), la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE) y CTS EMBARQ México, con el apoyo del programa Prosperity Fund de la Embajada Británica y de la Agencia Danesa de Energía, convocan a las ciudades mexicanas interesadas en participar en ese plan.

El proyecto permite que Mérida reciba apoyo para el desarrollo de habilidades y competencias para la generación y actualización del inventario de emisiones, proceso que será en todo momento acompañado por el equipo de CTS Embarq México y el resultado será calculado y validado por ellos, bajo una metodología denominada WRI (que es la usada en CDMX).

Embarq tiene un grupo asesor que dará seguimiento al proyecto, el extender la capacitación en la metodología a un grupo de asociaciones y académicos que el Ayuntamiento considere como grupo asesor y dé seguimiento al inventario que haga en la ciudad.

Sayda Rodríguez dijo que el proyecto arrancó desde el pasado viernes con la capacitación del personal que a su vez instruirá a más funcionarios, y se espera que concluya en febrero de 2017. Se capacitará personal de varias direcciones como Administración, Servicios Públicos, Desarrollo Urbano e Implan, entre otros.

Agregó que Mérida fue seleccionada, entre otras cosas, por el interés manifestado en el tema por la administración que encabeza el alcalde Mauricio Vila, que ha tomado varias medidas a favor del desarrollo sustentable, como el anuncio de que se trabaja con paneles solares para el abastecimiento de energía en la planta de tratamiento de agua, el manejo completo de residuos sólidos y, anteriormente se participó en una convocatoria del TRACE, para establecer un diagnóstico del consumo de energía en el municipio.

Este medida permitirá cumplir con el compromiso del Reglamento del Cambio Climático e identificar las áreas en las cuales las acciones de sustentabilidad y de mitigaciones del cambio climático. Es el primer paso para establecer medidas sinérgicas y eficaces para mitigar el cambio climático. (Boletín)