sábado, 6 de agosto de 2016

17:14:00
MÉRIDA, Yucatán, 6 de agosto.- Con emotivo discurso, el regidor José Luis Martínez Semenera participó esta mañana en la inauguración del Módulo de Salud "Sara Mena de Correa" en el CDM del PAN en Mérida.

El evento fue encabezado por Jesús Pérez Ballote, dirigente del PAN en Mérida. A la derecha, el regidor "Primo" Martínez (foto: José Repetto)

"Hoy más que nunca nos hacen falta más Saritas", dijo el edil, quien por años ha tenido una estrecha amistad con la familia Correa Mena.

"Las luces no se extinguen, tampoco la memoria. Aunque doña Sarita no se encuentra con nosotros más su labor como una mujer que luchó por la democracia y la justicia son un faro permanente que debe guiar siempre nuestro camino", remarcó.

"Primo" Martínez describió a doña Sarita como una persona alegre y cariñosa, con una visión y conciencia lúcida y una labor partidista que trasciende décadas.

"Trabajar incansablemente con la sonrisa en la boca, con la reflexión en las palabras y el consejo de que en la certeza del pasado y la claridad del futuro es un patrimonio para todos los panistas. Ésa fue doña Sarita, a quien todos cariñosamente conocimos y que en lo personal ha calado fuertemente en mi decisión de ser panista", añadió.

"Hoy más que nunca necesitamos que esa voz que nos zamarreaba y que nos jalaba las orejas cuando llegaba el momento suene y resuene en todos los liderazgos de nuestro querido partido", acotó.

Ante su lamentable deceso, acaecido el pasado 23 de julio, hizo un llamado a la reflexión de quienes creen en el proyecto de Acción Nacional para que con humildad reconozcan los errores cometidos y recuerden que el partido fue creado para ser la voz de los que no la tienen, luchar por las causas justas y nunca sucumbir ante la presión o represión de la autoridad.

Martínez Semerena recordó la entrevista que hace varios años doña Sarita comentó tajante en un momento en el que decir lo que se pensaba podía ser causa de acoso político y en algunos casos hasta la muerte.

En dicha entrevista, la hoy extinta recordó la lucha cívica de su esposo, el ex alcalde Víctor Manuel Correa Rachó, y el fraude en su contra en la elección para la gubernatura.

En sus pláticas y charlas con panistas, dijo, siempre era común que en algún momento presumiera, como quien está muy orgulloso, un cartel de aquella elección que decía "El PAN con el Pueblo y el Pueblo con Correa Rachó, 1970-1976, y lo enseñaba feliz mientras graciaba su abanico del papa Juan Pablo II para mitigar el calor.

Otra anécdota que siempre compartió, continuó, es que al subir a la gubernatura Carlos Loret de Mola organizó una cena, en la cual el mandatario se acercó con los brazos abiertos a Correa Rachó pero éste lo detuvo extendiéndole la mano y diciendo "espérate, saludo al gobernador constitucional de Yucatán, pero yo soy el gobernador electo".

Martínez Semerena destacó que uno de los consejos más importantes que le dio a su hijo Luis es que siempre hable con la verdad y tenga integridad. Doña Sarita, destacó, se expresaba feliz y orgullosa de que él siguiera la trayectoria de su padre y se sacrificara por el bien común.

Sara Mena fue 4 años presidenta del DIF Municipal, regidora del Ayuntamiento de Mérida, presidenta de Acción Católica de su parroquia y después de la Diócesis.

"Nunca le tembló la mano ante los problemas y violencias poselectorales. Ella decía 'es parte del miedo que tratan de infundir para que no luchemos. Lo ideal es que no haya violencia, pero lo ideal no es real. No estamos luchando con fuerzas iguales, sino desiguales, pero hay que hacerlo. ¿Cómo vamos a estar sentados en la casa mientras hay gente que no tiene nada que comer? Si Dios te dio el carisma para luchar ¿por qué desaprovecharlo? por eso le digo a mi hijo dale, adelante'".

"Hoy más que nunca nos hacen falta más Saritas, mujeres y hombres realmente comprometidos con el bien común y con la sociedad, personas que no sólo pronuncien discursos casi perfectos sino que hagan vida la doctrina social de nuestro partido", dijo Martínez Semerena.

"Hoy más que nunca nos hacen falta más Saritas, los tiempos son diferentes pero los retos siguen intactos. La brega de eternidad es la constante toma de conciencia que nos indica que siempre podemos hacer más por mejorar nuestra sociedad", añadió.

"Doña Sarita, desde sus consejos y reflexiones, siempre nos hizo saber su opinión sincera y valiente, cuidando construir un futuro congruente, una mañana mejor, esa Patria ordenada y generosa que tanto decimos y anhelamos construir", continuó.

Finalmente, recordó que cada 16 de septiembre, ante la tumba de su marido, doña Sarita decía "aquí está ése que decía que el mundo es de Dios pero se lo alquila a los valientes".

"Y hoy, en este día tan importante para el Partido Acción Nacional, pero sobre todo frente al busto de su marido me atrevo a corregir la frase para decir que el mundo es de Dios, pero se lo alquila a esos hombres y mujeres valientes que están dispuestos a dar todo por los demás. Descanse en paz doña Sara Mena viuda de Correa, muchas gracias", finalizó. (José Repetto)