jueves, 11 de agosto de 2016

23:07:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de agosto.- Investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), en conjunto con el Gobierno del Estado, aplican un plan inédito de mejores prácticas para la atención y prevención de enfermedades como el dengue, chikungunya y zika, trasmitidas por el mosco Aedes aegypti, principalmente en mujeres en edad reproductiva, embarazadas y sus familias.


Durante una reunión con vecinos del fraccionamiento Juan Pablo II, al poniente de esta capital, el titular del Poder Ejecutivo, Rolando Zapata Bello, entregó mil kits educativo-preventivos a habitantes de dicha colonia, así como 500 miriñaques con insecticida de larga duración para puertas y ventanas, al tiempo que anunció una inversión de tres millones de pesos para continuar impulsado este plan, único en su tipo en todo el mundo.

En el marco de la celebración de sus 48 años, en la que estuvo acompañado de su esposa, la Presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Yucatán, Sarita Blancarte de Zapata, y de sus hijos, Rolando y Monserrat, el mandatario reconoció el compromiso de la UADY, no sólo con la educación sino con la sociedad. Prueba de ello, dijo, son este tipo de proyectos, donde a través de la investigación se aportan soluciones para combatir problemas que aquejan a todos.

“Tenemos que hacer lo que siempre hemos hecho y lo que es necesario: descacharrizar. Este año dio como resultado que llevamos más de cuatro mil toneladas de cacharros que se han levantado, eso y fumigar, eso que siempre se hace, hay que hacerlo, porque si lo dejamos de hacer, inmediatamente sube el mosco y la enfermedad, pero también tenemos que investigar y tenemos que avanzar, y eso es precisamente lo que está haciendo nuestra Universidad”, puntualizó.

Ante el rector de la máxima casa de estudios, José de Jesús Williams, y el titular de la Secretaría de Investigación, Innovación y Educación Superior (Siies), Raúl Godoy Montañez, el secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, informó que este año disminuyeron en un 83 por ciento los casos de dengue con respecto al mismo periodo de 2015, pasando de 557 a 93. Asimismo, se registraron 10 casos de chikungunya, mientras que en el ejercicio anterior fueron más de 200. Por lo que toca al zika, en 2016 se han dado 22 reportes.

Al dar detalles de los proyectos denominados “Familias sin dengue” y “Casas a prueba de Aedes aegypti” de la UADY, en el que participan genetistas, perinatólogos, epidemiólogos, pediatras, entomólogos, ecólogos, enfermeras, antropólogos, psicólogos, biólogos y demás expertos nacionales e internacionales, la especialista del Centro de Investigaciones Regionales "Dr. Hideyo Noguchi”, Norma Pavía Ruz, explicó que se trabajará de cerca con 200 mujeres embarazadas de la zona.

“Esta intervención tiene diversas fases, una de ellas es en salud sexual y reproductiva. También habrá un monitoreo muy estricto en las mujeres embarazadas y sus familias, con pruebas diagnósticas para las tres enfermedades y otros estudios. A todas ellas se les dará un kit de educación y prevención. El monitoreo es durante todo el embarazo, así como a los recién nacidos desde el nacimiento hasta los 18 meses de vida, evaluando su desarrollo psicomotor, entre otras cosas”, afirmó.

Los kits entregados este día contienen repelente de eficacia comprobada y recomendada por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), larvicida orgánico, folleto educativo de buenas prácticas para evitar el riesgo de picaduras, termómetro para monitoreo de fiebre, libreta para evaluar síntomas y carnet para registro de pruebas de laboratorio, además de condones y teléfonos de los servicios de salud. (Boletín)