domingo, 21 de agosto de 2016

17:37:00
CHOCOLÁ, Yucatán, 21 de agosto.- La historia de Celestino Villamil Aragón, uno de los beneficiarios del programa piso firme en Chocholá, conmovió al diputado federal  Jorge Carlos Ramírez Marín y a la comitiva que lo acompañó en la supervisión de las obras que se  realizan en ese municipio, donde se beneficiará a 175 familias de escasos recursos.


Sentado en su hamaca, el campesino y ex  ayudante de albañil, relató al legislador que hace poco recuperó a su hija, luego de 15 años de no saber de ella, pues su ex esposa se la arrebató bajo engaños cuando la pequeña tenía siete años y la trajo a vivir a Mérida.

“Ella me abandonó cuando estaba chica Sofía. Un día regresó,  me rogó que le dejara llevar a la niña  para que hiciera su confirmación. Le dije que sí, pero con la condición de que me avisara cuándo y dónde, pero ya no volví a saber de ellas”, dijo Celestino.

El campesino comentó que venía a Mérida a trabajar en varios fraccionamientos como ayudante de albañil y a pesar de sus esfuerzos nunca pudo dar con su hija. Luego se enteraría que su ex mujer regaló a la pequeña y nunca supo a qué familia. En el pueblo se supo del caso y los vecinos trataron de ayudarlo para encontrar a Sofía, pero tampoco dio resultado.

Por azares del destino, en mayo de este año, una vecina de Chocholá trajo a su nieto a una clínica de esta ciudad para que lo atendieran de una fractura y allá se encontró con una angustiada madre, de 22 años, quien sufría por su hija, víctima de quemaduras.

En la plática, la vecina de enteró que la joven era de Chocholá y resultó ser Sofía la hija que Celestino llevaba años buscándola. La vecina le informó de su padre quería rescatarla y fue así como poco tiempo después Sofía regresó a Chocholá para reencontrarse con su padre, pero ya con tres hijos a pesar de su corta edad.

Ahora, Celestino, de 65 años y dedicado a la milpa y a vender carbón, requiere ayuda para mejorar las condiciones de su humilde vivienda, pues la familia creció.

Enterado del caso, el alcalde Erwin Obed Martín Alcocer solicitó al equipo del diputado Ramírez Marín que apoyara a la familia con un piso firme, con el compromiso de apoyar también con un techo de parte del Ayuntamiento de Chocholá, a fin de hacer más efectiva la ayuda a Celestino, su hija y sus nietos.

El legislador respondió de inmediato a la solicitud y la familia fue incluída en la lista de 175 beneficiarios de Chocholá. Este domingo, Ramírez Marín constató que se cumplió con el piso firme y luego de escuchar a Celestino, dijo que le impactó y conmovió la historia de este vecino, más aún cuando el campesino le obsequió una botella de miel, agradecido por la ayuda. La miel se la ganó por ayudar a chapear a un apicultor, según comentó Celestino.

“Qué historia, no hay duda que detrás de un piso firme tenemos historias de vida que bien vale la pena apoyar. Vamos a gestionar más recursos para ayudar a más familias, que sean fuertes, unidas y con ánimo de salir adelante", expresó Ramírez Marín, quien estuvo acompañado de su eposa María Elena Granados Castellanos, del alcalde Martín Alcocer y varios regidores de Chocholá.

El presidente municipal informó que harán 20 techos para apoyar a igual número de familias, lo cual irá aparejado con los pisos firmes que auspicia el diputado, replicando así un esquema similar que han hecho otros municipios, como Progreso.

El legislador yucateco visitó también las viviendas de Inés Pavón  Rodríguez, Francisca Chi Cel y Lina Mercedes Euán, para supervisar que estén listos los pisos firmes. Una de las beneficiarias le obsequió unos paños bordados y teñidos que aprendió a elaborar en un curso de manualidades y otra la obsequió una bolsa tejida a su esposa María Elena Granados. El matrimonio agradeció los presentes.

Previo a la visita a las viviendas, el diputado y el alcalde realizaron un recorrido por el mercado municipal y el parque principal, donde le presentaron un proyecto de remodelacion de ambos sitios.

Chocholá  es uno de los municipios beneficiados con el programa de piso firme que impulsa Ramírez Marín. Están en marcha mil acciones, con el apoyo de Cementos Cruz Azul, una empresa socialmente responsable, como ha destacado el legislador. En una primera etapa, se beneficiaron a dos mil familias de buen número de municipios. (Boletín)