viernes, 19 de agosto de 2016

23:16:00
MÉRIDA, Yucatán, 19 de agosto.- La transformación de diferentes movimientos corporales rutinarios y actividades tradicionales mayas en un arte defensa de origen mexicano es resultado de la propuesta creativa de Gervasio Cetto que denominó Wíinkilil.


El montaje artístico, incluido en el Festival Jóvenes Creadores 2016 de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), se presentará mañana a las 20:00 horas sobre el escenario del Centro Cultural “Tumáka’t”, ubicado en la calle 51 # 475A por 54 y 52 en el Centro Histórico.

El público verá como el masaje ka’ax, chapear, desfibrar del sosquil, la forma de peinar tradicional maya, la sobada de las parteras, sacar agua del pozo o el corte del henequén son reinterpretados para adquirir un nuevo significado.

Lo que en la cosmogonía maya alude a la forma, al movimiento y la identidad del cuerpo, es lo que el espectáculo interdisciplinario usará para ser una ventana hacia el mundo marcial, basándose en el conocimiento de las actividades autóctonas en peligro de extinción o en desuso.

El desarrollo de la pieza consta de cuatro etapas. En la primera, el espectador podrá apreciar simultáneamente la actuación de un performer y la proyección de un video, ambos sobre el accionar corporal característico de las dinámicas indígenas abordadas en la presentación. 

Seguidamente, se verá como los movimientos tradicionales van transformándose en técnicas de defensa personal, dando al público los matices iniciales de la trama. Mostrarán un ejemplo de pelea y la aplicación de éste en una situación de ataque.

En la tercera etapa, se presentará una clase de entrenamiento de Wíinkilil, a manera de exhibición de artes marciales, acompañando cada secuencia con un sonido que apoya la intención del movimiento.

Por último, se recreará un combate usando la nueva técnica defensiva, apoyándose en la coreografía para dar expansión y fuerza a los trazos.

La obra, concebida dentro del proyecto Movimientos Humanos en Peligro de Extinción de México (Mhepem), pretende resaltar la autodefensa por lo que representa artística y simbólicamente, para reflexionar sobre aquellos elementos de la cotidianidad, que pueden ser retomados en el contexto artístico contemporáneo. (Boletín)