jueves, 4 de agosto de 2016

01:03:00
Pedro Echeverría V.

1. ¡Qué interesante reportaje de Rodrigo Vera de la revista Proceso! No me imaginé que la publicación semanal de la iglesia mexicana “Desde la fe” tuviera la enorme importancia que posee por el multiplicado número de sus ejemplares distribuidos y por el contenido de sus artículos críticos al gobierno. Recuerdo que su anterior publicación -“Criterio”- se distribuía en todas las iglesias del país, pero dado que era una publicación religiosa “sólo para beatas”, le resté importancia. Hoy las cosas han cambiado y es necesario poner más atención.

2. El artículo de Vera me ha abierto los ojos acerca de este medio de información con posiciones político/religiosas. Según información que poseo los periódicos diarios: El universal, La Jornada y Reforma, son periódicos diarios con ediciones de 150 mil ejemplares cada uno; los periódicos en los estados editan a diario entre 20 a 50 mil ejemplares y la revista semanal Proceso publica unos 200 mil. Además Vera informa que las arquidiócesis en Guadalajara, Puebla, Morelia, León y Querétaro, manejan sus propias publicaciones.

3. Obvio, no se puede poner a competir al número de lectores de medios impresos con la audiencia que posee la televisión que es vista diariamente por lo menos por 100 millones de mexicanos. Sin embargo los lectores poseen muchas veces más influencia social y política que los que simplemente escuchan y ven. Por ello la iglesia mexicana, con más de 500 años de dominio y experiencia, no ha descansado en su política editorial que usa en todos los medios informativos que ha penetrado. ¿Cómo pensar en su debilitamiento ante su habilidad?

4. La iglesia mexicana ha recuperado su fuerza y poder desde que el representante papal Girolamo Prigione y el presidente Carlos Salinas arreglaron el restablecimiento en septiembre de 1992 de relaciones diplomáticas con el Vaticano. ¿Recuerdan que era el México del salinismo en vísperas del Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado en 1993 y cuando se decretaba que México se convertía en país de primer mundo? ¿Puede olvidarse que en 1993/94 fue asesinado el cardenal Posadas, al siguiente año Colosio y Ruiz Massieu y que se frenó “el activismo de Samuel Ruiz y el Vaticano apoyó a Salinas?

5. Aunque por un lado la Iglesia reconoce que “El cardenal Norberto Rivera, arzobispo de México, mantiene una estrecha relación con la alta clase política y empresarial, que convive con la gente del poder en fastuosos banquetes y se le considera un capellán de los ricos”, se dice que su intervención en el semanario “Desde la fe” es casi nula y que los editorialista son independientes. “Esas amistades del Cardenal con ricos empresarios más bien le ayudan a realizar grandes obras de beneficio social, por ejemplo la Plaza Mariana construida por el multimillonario Slim”.

6. Los medios de información en prensa, radio y televisión en México, en un 95 por ciento son propiedad de multimillonarios con influencias católicas y políticas del gobierno del PRI y del PAN. Lo que hace el semanario “Desde la fe” y las demás publicaciones católicas de varios estados, es profundizar las penetración ideológica burguesa/religiosa en las grandes masas del pueblo. ¿No es acaso ridícula, profundamente ineficaz, la influencia de la izquierda en los medios para cambiar el pensamiento de los mexicanos hacia sistemas igualitarios y de justicia humana?

7. ¿Alguien puede olvidar que la alianza Thatcher, Reagan, Juan Pablo II destruyó alrededor del año 1989 a los 12 gobiernos llamados socialistas y al mismo tiempo creo el neoliberalismo o economía privatizadora? “Después de la caída del Muro de Berlín, las críticas católicas se centraron en la dictadura del mercado y en la sociedad relativista en materia de valores, cuyo epicentro se ubica en Estados Unidos; por ello México fue un país prioritario para el Vaticano”. ¿Se podría asegurar que con ese enorme número de publicaciones el clero se recupera? (3/VIII/16)