lunes, 11 de julio de 2016

11:10:00
LONDRES, 11 de julio.- Theresa May será la sucesora de David Cameron después de que Andrea Leadsom haya arrojado la toalla. La secretaria de Energía y candidata del Brexit ha anunciado su repentina retirada debido a las "extraordinarias presiones" recibidas desde la cúpula del partido.

La "coronación" de la secretaria de Interior Theresa May se producirá antes del miércoles, según ha anunciado David Cameron. , quien se ha mostrado "encantado" con que su sucesora sea May y le ha brindado su total "apoyo".

"Tendremos un nuevo ministro en este edificio el miércoles por la tarde", ha declarado Cameron, ante el 10 de Downing Street, añadiendo que él presentaría su dimisión ante la Reina ese mismo día.

Theresa May, la heredera de "la Dama de Hierro", cumplirá 60 años en octubre. Ingresó a la Cámara de los Comunes en 1992. Es una de las personas que durante más tiempo ha estado al frente del ministerio de Interior en la historia de Reino Unido y desde hace tiempo ha figurado en las listas de candidatos a liderar a los tories.

May, que defendió la permanencia por lealtad a Cameron, ha prometido consumar sin titubeos la ruptura con Bruselas y ha anticipado que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, podrá comprobar pronto su fama de "mujer difícil".

Leadsom se ha retirado entre tanto de la carrera alegando que el apoyo el 25% de los diputados conservadores "no es suficiente" para defender su candidatura y ofreciendo su respaldo a May como "la líder que garantizará la salida de la UE y la unidad del partido".

"Necesitamos un liderazgo fuerte urgentemente y hace falta un nuevo primer ministro lo antes posible", ha asegurado Leadsom. "Una nueva campaña de nueve meses es algo nada deseable a estas alturas".

La secretaria de Energía ha señalado que, con el respaldo del 60% de los diputados conservadores, May reúne las condiciones necesarias para ser la nueva primera ministra (26 años después de la dimisión de Margaret Thatcher).

"Al Reino Unido le espera un futuro brillante fuera de la UE", ha afirmado la ya ex candidata del Brexit, que ha urgido a May a que garantice "el actual estatus" a los tres millones de inmigrantes europeos en suelo británico.

Theresa May será la encargada de conducir la difícil situación británica tras el referéndum del pasado 23 de junio. Hace unos días aseguró que no tiene intención de iniciar el proceso de dos años para consumar el Brexit -invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa- hasta que el Reino Unido tenga clara la estrategia de negociación, posiblemente a finales de año. May indicó, además, que no está entre sus objetivos convocar elecciones anticipadas y que se mantendrá la fecha del año 2020. May explicó que creará un departamento, a cuyo cargo estará una persona con rango de ministro, para que se encargue de las difíciles y complicadas negociaciones para la salida de la UE.

“Tras el referéndum, nuestro país necesita un liderazgo fuerte que nos conduzca en este periodo de incertidumbre económica y política y que negocie los mejores términos posibles cuando nos marchemos de la UE”, afirmó May al presentar su candidatura hace uno días. “Necesitamos un liderazgo que una a nuestro partido y a nuestro país”, insistió la política tory desde Londres. La ministra señaló que el puesto de primer ministro es un “trabajo serio que tiene implicaciones en la vida de la gente”.

May es hija de un vicario de la Iglesia de Inglaterra y estudió geografía en Oxford. No tiene hijos y estuvo trabajando en el Banco de Inglaterra tras acabar la carrera. Fue consultora financiera en Association for Payment Clearing Services (APACS) antes de ser parlamentaria en 1997 por Maidenhead, un distrito del oeste de Londres. Es ministra de Interior desde la llegada de Cameron al poder en 2010.

Después del referéndum, pese a su preferencia proeuropea, ha insistido en que “Brexit significa Brexit”. May descartó así la opción de convocar un segundo referéndum o seguir en la Unión Europea por la puerta de atrás y mira al acuerdo con Bruselas como lo más importante en los próximos años.

“No habrá intentos por quedarse en la UE (...) ni intentos de volver por la puerta de atrás”, dijo May a sus seguidores y a la prensa en el lanzamiento de su campaña este lunes, antes de conocer la renuncia de Leadsom. May añadió que bajo su mando el partido se pondrá “al servicio de la gente trabajadora (...) y garantizará que nuestra economía funcione realmente para todos”. (Carlos Fresneda / El Mundo / La Vanguardia / BBC)