miércoles, 6 de julio de 2016

18:54:00
ROMA / MILÁN, 6 de julio.- No hubo tiro de gracia. Los italianos asesinados en Dacca fueron torturados y mutilados en varias partes del cuerpo con machetes y otras armas blancas. Es el terrible resultado de la autopsia realizada hoy en el Policlínico Agostino Gemelli, de los cadáveres de los nueve italianos masacrados en el ataque terrorista en Bangladesh.

Los nueve italianos. Amplia información gráfica en el Corriere. Ver también Sospecha policía del chef.

Las heridas en los cuerpos muestran el resultado de una verdadera masacre en la que los terroristas se ensañaron con las víctimas para torturarlas sin matarlas. En los cuerpos también hay signos de balas y artefactos explosivos, pero se aprecian las huellas de tortura lenta a la que fueron sometidas las víctimas.

Los puntos por aclarar

Muchas son las circunstancias inusuales, según los investigadores: la manera atroz en que torturaron a los rehenes representaría una anomalía en los ataques yihadistas en los que por lo general los asesinatos son rápidos. Otra anomalía se debe al hecho de que ninguno de los atacantes, que utilizaron diferentes armas, desde machetes a Kalashnikovs, se hizo detonar. Más información acerca de las armas utilizadas por los terroristas proviene de las balas recuperadas durante el examen de autopsia. Mientras tanto, el procurador Francesco Scavo firmó la autorización para la entrega de los restos mortales a las familias para que organicen los funerales.

Declaración del único sobreviviente italiano

Giovanni Boschetti reconstruyó hoy, ante los carabineros del Grupo de Operaciones Especiales (ROS), la dinámica del trágico atentado en el restaurante de Dacca. Escapó de la muerte, su esposa no (Claudia D'Antona). Boschetti declaró como testigo en la investigación del procurador Francesco Scavo. El único superviviente italiano del ataque, G.B. reiteró que sobrevivió gracias a que salió del local para hacer una llamada telefónica.

ISIS: "Daca es sólo una muestra"

Mientras tanto, ISIS advirtió en un video donde se ve a un combatiente identificado como Abu Issa al-Bengali: "Lo que han visto en Bangladesh es una muestra. Esto se repetirá, repetirá y repetirá, hasta que ustedes hayan perdido y nosotros ganado y la sharia se aplique en todo el mundo." (Salvatore Frequente / Corriere della Sera)