sábado, 16 de julio de 2016

14:36:00
MÉRIDA, Yucatán, 16 de julio.- Cientos de familias yucatecas, turistas nacionales y extranjeros, podrán disfrutar el esplendor y apreciar el legado del templo de Santa Lucía, una vez concluidos los trabajos de mantenimiento y conservación en sus emblemáticas instalaciones, como parte de la consolidación de un próximo corredor cultural en el Centro Histórico de esta ciudad.


El Gobernador Rolando Zapata Bello, junto con el arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, realizó la visita de supervisión a las acciones de recuperación en dicho recinto, donde destacó que dan seguimiento a la iniciativa de impulsar un circuito cultural y turístico en el zona céntrica de la capital yucateca, junto con otras obras como el Palacio de la Música y el remozamiento del teatro “José Peón Contreras”.

Acompañado de la Presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Sarita Blancarte de Zapata, y del rector de la iglesia de Santa Lucía, Manuel Vargas Góngora, el mandatario constató los trabajos que comprenden la impermeabilización de la azotea, la aplicación de pintura vinílica de bajo contenido en su fachada y barda atrial, así como el reacomodo de su mampostería y herrería, entre otras mejoras.

Al verificar los resultados de la limpieza y pulido en pisos, columnas, altar de piedra y área del coro al interior del inmueble, en compañía de líderes empresariales de los ramos hotelero y turístico, Zapata Bello expuso el sentido de identidad y orgullo que representa este proceso de mantenimiento.

Durante el recorrido guiado por el titular de la Secretaría de Obras Públicas (SOP), Daniel Quintal Ic, Vargas Góngora agradeció al Gobernador por el apoyo brindado durante los tres meses que duraron las actividades de conservación, las cuales contribuyen al embellecimiento de la zona de Santa Lucía y a la funcionalidad de sus instalaciones para la comunidad católica que asiste a las misas que ahí se ofician.

En ese sentido, Raúl Enrique Rivero Canto, quien acude semanalmente a la parroquia desde que era niño, relató que el edificio ha sido un testigo del tiempo, pues sus paredes, lápidas, imágenes e inscripciones cuentan la historia de la Iglesia en Yucatán.

Los trabajos efectuados por la SOP, a través del Instituto para la Construcción y Conservación de Obra Pública en Yucatán (Inccopy), incluyeron el suministro de tres puertas de madera acordes a modelos de la época de su construcción, así como el retiro y colocación de piso de pasta color rojo, en total apego a las normas y requerimientos establecidos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). (Boletín)