lunes, 11 de julio de 2016

17:23:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de julio.- El alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal, supervisó hoy la construcción de 100 bóvedas en el cementerio de Chuburná de Hidalgo, que forman parte de un paquete total de 420. Las otras 320 se construyen en el cementerio de Xoclán y la inversión total en ambas cementerios es de $1.670,757.


El director de Obras Públicas, Virgilio Crespo Méndez, y el de Servicios Públicos Municipales, Luis Jorge Montalvo Duarte, explicaron al alcalde el avance de esas obras en Chuburná, que constan de cinco módulos de 20 fosas cada una.

Un módulo ya está prácticamente concluido, pues ya se hicieron incluso sus tapas, otros tres requieren acabados y tapas, y uno más aún no se empieza, ya que el área donde se ubicará sirve como zona de maniobras para los trabajos que están en marcha.

Los encargados de la obra explicaron a Vila Dosal que la construcción inició el 2 junio pasado y esperan que estén listos el próximo miércoles 27, tanto en Chuburná como en Xoclán, donde se construyen 16 módulos de 20 fosas cada uno.

Vila Dosal indicó que con estos trabajos su administración llegará a 1,100 nuevas fosas nuevas, que se hacen para satisfacer la demanda de los servicios de inhumación; además, que ya se realizaron otras acciones en los cementerios, como la rehabilitación de los baños de la planta alta del edificio administrativo  de Xoclán. La inversión total ejercida en cementerios es de casi $5.000,000.

Durante su recorrido, Vila Dosal saludó a los trabajadores municipales, uno de los cuales, Julio Porfirio  Colas y Ku, vecino de Chuburná y asignado por el Departamento de Panteones para sus labores en este cementerio, planteó al alcalde la necesidad de servicios sanitarios y la rehabilitación de un pozo en desuso. Vila Dosal dio instrucciones para que se atienda esta petición y se incluyan en las obras en marcha.

El Departamento de Panteones, perteneciente a la Dirección de Servicios Públicos Municipales, es el responsable de la Administración de los cinco cementerios municipales: Xoclán, General, Florido, Jardines de la Paz y Chuburná, así como 33 panteones de comisarías y subcomisarias.

El cementerio de Chuburná hace muchos años pasó a formar parte de la ciudad, y continúa siendo de uso común de los vecinos de la colonia, quienes por costumbre y cercanía optan por inhumar a sus difuntos ahí.

Hace mucho que no se ejercía una inversión importante para la construcción de nuevas bóvedas, lo que amenazaba con acortar la  “vida útil” del cementerio.

A fin de evitar la falta de espacios, se determinó que las bóvedas sirvan para la inhumación en renta de tres años. Actualmente, este cementerio cuenta con 186 bóvedas para inhumaciones bajo estas condiciones.

Cada mes se ocupan e n promedio unas seis bóvedas en éste panteón, es decir unas 72 al año, y considerando que no pueden ser usadas de nuevo sino hasta tres años, tiempo estipulado para la inhumación, las 100 nuevas darán al cementerio una mayor “vida útil” y tiempo suficiente para las exhumaciones y volver a otorgar su uso. El cementerio también tiene 374 bóvedas otorgadas a perpetuidad, de modo que el total de estos espacios es de 560, más las 100 nuevas. (Boletín)