viernes, 22 de julio de 2016

20:32:00
BERLÍN, Alemania, 22 de julio.- Al menos diez personas han muerto en un tiroteo registrado en un centro comercial de Múnich (sur de Alemania). La policía ha confirmado esta cifra de fallecidos, entre ellos el supuesto autor de los disparos, quien se suicidó. Hay 21 heridos, tres de ellos gravísimos. Hay estado de emergencia en toda la ciudad.

El atacante era un joven de 18 años, alemán de nacimiento de origen iraní. Precisamente gritaba: "¡Soy alemán!", "Alá es grande!" e insultaba a los turcos

El centro comercial fue evacuado y la situación era "confusa" durante las primeras horas, apuntaron las fuentes policiales a través de su cuenta en Twitter, donde anteriormente se informó del despliegue de un gran operativo en torno al centro comercial donde se produjo el tiroteo y se pidió a los vecinos que permanecieran en sus casas y abandonaran las calles de la zona. 

La matanza es un mazazo para la Alemania hospitalaria con los inmigrantes: Giovanni di Lorenzo, director del hebdomadario Die Zeit. En la imagen, El tirador en la azotea del parking del centro comercial, desde donde gritaba: "Soy alemán". Galería en Spiegel.

Numerosos agentes de la policía y ambulancias rodearon el centro Olympia, donde también hay heridos, y helicópteros sobrevuelan la zona, situada en el norte de Múnich. El área fue acordonada y el metro fue cerrado en la zona.

Según explicó la policía, la primera llamada de un testigo se recibió a las 17:50 horas y en ella se alertaba de un tiroteo en dos de las calles aledañas al centro comercial Olympia y después en el propio complejo.

La policía de la ciudad desplegó todas las unidades disponibles y cuenta con el apoyo de las fuerzas especiales de la policía federal para buscar a los autores del tiroteo. La estación central de trenes también fue evacuada y las llegadas fueron canceladas.

"Estaba haciendo la compra cuando de repente la gente empezó a correr. Algunas personas empezaron a gritar: ¡Terrorista!", relató Biri, una testigo española que se encontraba en el lugar de los hechos, al canal 24 horas de TVE. "Había personas muertas tendidas en el suelo", explicó Aysun Erol al medio alemán Die Welt.

“Un ataque asesino que horroriza”

 Cuando las sirenas aún resonaban por las calles de Múnich y la información divulgada era confusa y a veces contradictoria, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reaccionó este viernes (22.07.2016) en una conferencia de prensa desde la Casa Blanca entregando todo su respaldo a Alemania. “Nos comprometemos a ofrecerles toda la ayuda que necesiten en estas circunstancias”, dijo el mandatario estadounidense, para luego reconocer que “aún no sabemos con exactitud qué está ocurriendo allí”.

Desde Europa, las reacciones vinieron de los más altos cargos de la Unión Europea. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró a través de su cuenta en Twitter que “toda Europa está ahora con Múnich”. También la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, dijo que “Europa está unida” en estos momentos difíciles, y transmitió su pesar a las víctimas, sus familias y a los alemanes.

En tanto, los primeros ministros de Bélgica, Charles Michel, y de Luxemburgo, Xavier Bettel, se mostraron “horrorizados” por el “trágico” tiroteo. Michel lo calificó de “ataque cobarde y vil”. Su homólogo luxemburgués señaló, por su parte, que se encuentra “sin palabras y horrorizado por el trágico acontecimiento en Múnich”. Añadió que sus pensamientos “están con las familias y los allegados de las víctimas”. También hubo declaraciones desde España, donde el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, manifestó el apoyo y afecto de su país hacia el pueblo alemán.

Gauck, horrorizado

La primera autoridad alemana en reaccionar fue el presidente, Joachim Gauck. Por medio de un comunicado, Gauck se declaró horrorizado. “El ataque asesino de Múnich me horroriza profundamente”, apuntó, y expresó su solidaridad con los equipos de salvamento y agentes de la Policía. “Me siento unido con todos que están en acción para proteger a la gente y para salvar vidas”, dijo.

Desde Canadá, el primer ministro, Justin Trudeau, afirmó que su país está “vigilando de forma estrecha la situación en Munich” y manifestó su solidaridad con Alemania. “Ofrecemos nuestras simpatías a las víctimas y familias”, añadió Trudeau. En la misma línea se manifestó el ministro de Asuntos Exteriores canadiense, Stéphane Dion, quien dijo estar “muy preocupado por las informaciones de Munich y entristecido de oír sobre los muertos y heridos”.

Desde América Latina reaccionó la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien expresó su “solidaridad” con Alemania, país en el que ella vivió durante su exilio tras el golpe militar de 1973 en Chile. Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica lamentó el tiroteo y reiteró su condena “a todo acto de terrorismo que menoscabe la vida institucional de una democracia sólida como es Alemania”. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, también reaccionó en Twitter, lamentando las muertes y expresando el apoyo de su país a Alemania. (El Confidencial / Repubblica / dw.com)