lunes, 11 de julio de 2016

17:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de julio.- Bajo la dirección de Juan Ramón Góngora Alfaro, la obra La Hija del Rey original de José Peón Contreras, resultó elegida para formar parte del ciclo 2016 del Programa Nacional de Teatro Escolar (PNTE), por lo cual será presentada a jóvenes estudiantes.


El montaje, que compitió con otras ocho postulaciones, fue elegido porque propone un espectáculo cuyos valores artísticos y parámetros estéticos son coherentes con la finalidad del PNTE, manifestaron Sandra Muñoz, Saúl Meléndez y David Jiménez, integrantes del comité de selección de dicho esquema.


Esta actividad es impulsada por la Dirección General de Vinculación Cultural de la Secretaría de Cultura del Gobierno de la República y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y en Yucatán, por la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta) y destacada porque en esta edición participan las 32 entidades, de las cuales 17 lo hacen por primera vez. 

La puesta en escena tendrá una temporada de 80 funciones, atenderá aproximadamente a 12 mil alumnos y 120 profesores, además de que generará empleo para, al menos, cinco creativos y el elenco artístico local. Asimismo, buscará la formación de nuevos públicos en edad escolar.

Se trata de un melodrama romántico del siglo XIX en el cual el espectador adolescente reconocerá algunas conductas de la sociedad yucateca, otras le serán ajenas y unas más, extrañas o desconocidas, con lo que se busca que sienta empatía por los personajes idealistas, comentó Góngora Alfaro.

El también actor destacó que a través del montaje busca volver a ponderar la bondad y belleza que, pese a los tiempos materialistas y complejos actuales, sirven para volvernos mejores individuos.

“Me interesa dar a conocer a las nuevas generaciones la obra emblemática del que es considerado el autor más importante del teatro romántico mexicano y el más importante dramaturgo yucateco del siglo XIX, y porque me interesa el reto de montar a un ‘clásico’ del teatro mexicano y yucateco, y volverlo atractivo para el público actual”, afirmó.

A dos décadas de permanencia, el PNTE ha logrado promover el intercambio de ideas, métodos de trabajo y formas de producción entre los creadores. Este diálogo ha generado más opciones para el público y, eventualmente, más empleos para la comunidad actoral. (Boletín)