viernes, 1 de julio de 2016

23:59:00
MÉRIDA, Yucatán, 1 de julio.- El director de Gobernación, Armando Villarreal Guerra, informó que la operación en el que representantes de la Procuraduría General de la República (PGR) decomisaron 100 máquinas tragamonedas en los mercados Lucas de Gálvez y San Benito, se realizó con base en una denuncia presentada por el Ayuntamiento de Mérida ante la dependencia federal.


El funcionario agregó que por instrucciones del alcalde, Mauricio Vila Dosal, la denuncia fue presentada en cumplimiento del Reglamento de Mercados, que establece que queda prohibido el uso de la vía pública y los mercados, para la realización de actividades o venta de mercancías ilícitas, productos explosivos, combustibles, corrosivos, venta o consumo de bebidas o cualquier otra actividad que por su naturaleza ponga en riesgo, la salud, la seguridad y la integridad física de las personas o sus bienes.


Villarreal Guerra agregó que en la operación se realizó en cinco locales y contó con la participación de agentes de la Policía Municipal de Mérida como parte de las medidas que se realizan de forma permanente, en coordinación con las autoridades federales.

El funcionario agradeció a la dependencia federal su pronta intervención y agregó que el Ayuntamiento mantiene y seguirá manteniendo una buena coordinación con instancias estatales y federales para que de manera conjunta se siga dando cumplimiento a las normas en los diferentes ámbitos legales.

Indicó que el Ayuntamiento realiza un procedimiento de revisión a locatarios para verificar que se cumpla el Reglamento de Mercados.

-Cuando el Ayuntamiento de Mérida tiene conocimiento de las quejas por la instalación de dichas máquinas se entabla comunicación con la delegación de la PGR, lo cual culmina con la presentación de las denuncias correspondientes para que, en uso de sus facultades, la dependencia intervenga y se lleve al cabo el decomiso de máquinas tragamonedas, también conocidas como “mini-casinos” -explicó.

La operación inició a las 11:20 horas y finalizó a las 12:15 horas y en su ejecución participaron 10 agentes municipales. 

El decomiso se extendió a locales con máquinas “mini casinos” ubicados en la calle 56 entre 67 y 69. 

Cabe recordar que el 19 de enero pasado, gentes de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR decomisaron 85 de esas máquinas. (Boletín)