viernes, 15 de julio de 2016

18:39:00
TURQUÍA, 15 de julio.- Un grupo de militares de Turquía asegura que tomó el poder y dijo haber instalado en el gobierno a un "Consejo para la paz de la patria", aunque se desconoce con qué apoyos cuentan.



Por su parte, el presidente, Recep Tayyip Erdogan, habló en videollamada desde un celular con CNN Turk para asegurar que seguía en ejercicio de su cargo e instó a sus partidarios a reunirse en las plazas públicas y aeropuertos.

Las primeras imágenes del intento de golpe de Estado en Turquía

Centenares de personas salieron a protestar en apoyo de Erdogan, algunos incluso saltando sobre los tanques de los golpistas en actitud desafiante. En los puentes sobre el Bósforo, en Estambul, que habían sido bloqueados por los golpistas, se pudieron oír disparos.

La agencia estatal de noticias turca Anadolu reportó tiroteos cerca del complejo presidencial en la capital, Ankara. La agencia cita testigos diciendo que helicópteros militares habían abierto fuego.

La cadena de televisión privada NTV, entre tanto, indicó que un avión de combate del gobierno derribó sobre la capital, Ankara, a un helicóptero militar que era tripulado por fuerzas golpistas.

"Orden democrático"

Los uniformados, que se desconoce quiénes son ni con qué apoyo cuentan, emitieron en la televisión estatal un comunicado en el que aseguran haber tomado el poder para "preservar el orden democrático".

El comunicado del grupo militar, leído por un presentador por el canal nacional de televisión TRT, asegura que el imperio de la ley democrática y secular se había visto erosionado por el actual gobierno. Añadió que entraría en vigencia una nueva constitución.

Un parlamentario oficialista le envió a la BBC fotos que, asegura, muestran a manifestantes cerca del edificio del parlamento en la capital, Ankara.

Al tiempo, simpatizantes de Erdogan se congregaron en la plaza de Taksim en Estambul. Hay informes de confrontaciones en la cercanía de esa plaza. (Reportaje completo en BBC Mundo)

Toque de queda y ley marcial

Mientras la tensión llega a su pico máximo en Turquía y el Gobierno denuncia un intento de golpe de Estado por parte de "un grupo" de militares, la cadena de noticias estatal TRT acaba de caer en manos del Ejército.

Una de las presentadoras de la televisora estatal leyó en vivo el comunicado oficial de los militares en el que anuncian que han tomado el poder en el país y que, a partir de ese momento, rige el toque de queda y la ley marcial.

En el comunicado, el Ejército anunció que preparará una nueva Constitución "lo más rápido posible". De acuerdo con el texto, el país está ahora dirigido por "un consejo de paz" que resguardará la seguridad de la población.

Además, anuncian que la libertad de los ciudadanos está garantizada por dicho "consejo de paz", sin importar la religión, la raza o la lengua.

Además, usuarios en las redes sociales postearon imágenes de los estudios de TRT en las que puede verse a los uniformados caminando armados por los pasillos del lugar. (InfoBAE / Reuters)