viernes, 1 de julio de 2016

15:16:00
DACCA, Bangladesh, 1 de julio.- Al menos treinta personas han resultado heridas en un ataque armado contra un restaurante de la zona diplomática de Dacca (Dhaka), en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad durante el que se escucharon varias explosiones, informó a Efe una fuente policial. El incidente se produjo de noche en torno a un restaurante de la zona de Gulshan de la capital bangladeshí, donde aún continúa el enfrentamiento, dijo a Efe un portavoz de la Policía en Dacca, Maksudul Alom. Al parecer, los asaltantes han tomado rehenes, entre ellos algunos occidentales, según la policía.

"Explotaron varias bombas caseras provocando un gran pánico entre todos. Gritaron 'Alá es grande' antes de explotar las bombas", declaró a este medio el testigo, que pudo salir del restaurante. Por este motivo, se sospecha que podría tratarse de un atentado yihadista. El Estado Islámico, de hecho, ha reivindicado el incidente a través de su agencia de noticias Amaq News.

Tiroteo entre la policía y un grupo de atacantes en Gulshan, el distrito diplomático de Dhaka, Bangladesh. El atentado se produjo en el restaurante O'Kitchen, que sirve comida española y mediterránea, o la cafetería Holey Bakery. Según la prensa local, habría  ciudadanos extranjeros entre los rehenes. (AP)

Al menos treinta personas han resultado heridas en un ataque armado contra un restaurante de la zona diplomática de Dacca, en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad durante el que se escucharon varias explosiones, informó a Efe una fuente policial. El incidente se produjo de noche en torno a un restaurante de la zona de Gulshan de la capital bangladeshí, donde aún continúa el enfrentamiento, dijo a Efe un portavoz de la Policía en Dacca, Maksudul Alom. Al parecer, los asaltantes han tomado rehenes, entre ellos algunos occidentales, según la policía.

"Explotaron varias bombas caseras provocando un gran pánico entre todos. Gritaron 'Alá es grande' antes de explotar las bombas", declaró a este medio el testigo, que pudo salir del restaurante. Por este motivo, se sospecha que podría tratarse de un atentado yihadista. El Estado Islámico, de hecho, ha reivindicado el incidente a través de su agencia de noticias Amaq News.

El Estado Islámico anunció recientemente la creación de su filial en Bangladesh, que se ha destacado por el asesinato de activistas secularistas y, esta misma semana, de un clérigo hindú.

Por el momento no está claro si el local atacado es el restaurante O'Kitchen, que sirve comida española y mediterránea, o la cafetería Holey Bakery. Ambos están situados en el mismo edificio del área de Gulshan, y pertenecen a los mismos propietarios, los chefs argentinos Diego Rossini y Gastan Palacios. Los dos establecimientos cuentan con una clientela mayoritariamente extranjera, por lo que es probable que éste fuese el objetivo de los asaltantes.

El portavoz policial indicó que en la zona se encuentran numerosos efectivos de fuerzas de seguridad y señaló que los heridos fueron trasladados a hospitales de la ciudad desde el lugar del tiroteo, que "no afectó a dependencias diplomáticas". Alom subrayó que "se escucharon al menos dos explosiones", aunque no pudo confirmar si fueron de explosivos "ni si se trata de un incidente terrorista".

Esta fuente aseguró desconocer si los autores de los disparos contra las fuerzas de seguridad tienen rehenes en el lugar, como recogen algunos medios locales. Un empleado del restaurante, Sumon Reza, declaró al diario The Daily Star que varios hombres armados con bombas, pistolas y espadas entraron en el local hacia las 8.45 hora local (14.45 GMT) y tomaron como rehén a uno de los trabajadores.

La Embajada de España en Bangladesh difundió a la colonia española el mensaje de que "ante la incertidumbre que rodea a los acontecimientos violentos, posiblemente de naturaleza terrorista, que están sucediendo en y en torno al restaurante Holey Bakery en la calle 79 de Gulshan 2, se insta a los españoles a evitar la zona".

El suceso se produce después de que a finales del mes pasado dos supuestos responsables de asesinatos sectarios murieran en sendos tiroteos con fuerzas de seguridad en Bangladesh. (El Confidencial / Repubblica)