martes, 19 de julio de 2016

07:50:00
Bajo Reserva / Periodistas El Universal

 Virgilio Andrade, ex secretario de la Función Pública (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)

Nos confirman que Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, estuvo en la mira de
Los Pinos para ocupar el cargo que dejó ayer Virgilio Andrade, como secretario de la Función Pública. Don Eduardo era visto como el perfil idóneo para dar el cariz deseado al puesto que exige el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, que ayer promulgó el presidente Enrique Peña Nieto. Sin embargo, nos detallan que don Eduardo prefirió declinar a la invitación formulada desde la casa presidencial, por lo que ahora buscan un nuevo cuadro para que sea enviado por el presidente Peña Nieto al Senado, en septiembre, para su ratificación.

Beltrones-Ochoa, frente a frente

La comida se alargó. Nos comentan que ayer se encontraron el ex presidente del PRI Manlio Fabio
Beltrones y su sucesor, el actual líder nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza. En principio se tenía contemplado que el encuentro durara una hora y media, a lo sumo. Sin embargo, nos dicen que la comida inició a las 3 de la tarde y finalizó a las 6:20. Nos comentan que la charla estuvo nutrida de temas, pero lo que dominó fue un intercambio de ideas en torno a la próxima Asamblea del partido, posiblemente en noviembre, una vez que Ochoa haya pasado su periodo de los primeros 100 días al frente del PRI y cumplido las metas propuestas. ¿Cómo te fue?, preguntó uno de los miembros de su equipo a Beltrones. Muy bien, un tipo muy agradable, me trató con mucho respeto, y yo también a él, respondió, según nos platican, don Manlio.

Ven venganza contra la CIDH

Organizaciones No Gubernamentales nos expresan su preocupación por el hecho de que en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), México forme parte de una intentona por asfixiar financieramente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que a últimas fechas ha emitido críticas al gobierno mexicano en torno a violaciones a los derechos humanos, en especial en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero. En este contexto, nos dicen, el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Miguel Ruiz Cabañas, aprovechó la reunión de trabajo con los padres de los 43 desaparecidos de la normal de Ayotzinapa para continuar presumiendo que México es el país que más recursos aporta a la Comisión. Sin embargo, nos comentan que valdría apuntar que México es también el país con más quejas ante la CIDH desde 2012, año en el que llegó al número uno en incidencias y del que no se ha movido. Las ONG temen que se pueda consumar una “venganza” contra la CIDH por parte de países a los que ha criticado.

Historias de traición

En el Consejo Nacional del PRD, el pasado sábado, la negociación que llevó al nombramiento de Alejandra Barrales a la presidencia fue “la nota”, pero quedó plasmada también una historia de traiciones, nos cuentan. Resulta que las corrientes que buscaron a Pablo Gómez para sacar al PRD de la crisis, en realidad usaron su nombre como moneda de cambio para negociar y terminaron por dejarlo solo. Nos dicen que entre las corrientes que usaron a don Pablo están Alternativa Democrática Nacional (ADN) e Izquierda Democrática Nacional (IDN). Pero de esa historia dieron cuenta al menos cinco pancartas que salieron a relucir tras la votación: (Héctor) “Bautista: pragmático y sin palabra”, “Bejarano: traidor a su origen y a su palabra”, (Héctor) “Serrano: saca las manos, Mancera no milita”, (Guadalupe Acosta) “Naranjo: de pragmático a oportunista” y “Chuchos: con Barrales para sobrevivir”. Qué bien se conocen los perredistas y qué duro se llevan.