jueves, 28 de julio de 2016

12:36:00
Pedro Echeverría V. 

1. No cabe ningún campamento o casa de campaña más en el zócalo y banquetas, siendo de las más grandes explanadas del mundo. ¿20 mil maestros de Oaxaca, 10 mil de Michoacán, 5 mil de Guerrero y otros miles de Chiapas, del DF, Estado de México y varios estados más? Tan no caben en el zócalo que han tomado las bocacalles de Pino Suárez,. Madero, 5 de mayo. Ayer paralizaron casi toda reforma y parte de Insurgentes, Balderas, Hidalgo y gran parte de las avenidas del recorrido del Metrobús. ¿Son los maestros –que son trabajadores- los culpables o el gobierno nacional que no resuelve los problemas del país (entre ellos el educativo) y que con sus políticas privatizadoras los agrava? Pero los medios de información calumnian a los maestros. 

2. Hoy los maestros acordaron rodear el palacio legislativo de San Lázaro (un kilómetro por quinientos metros) y lo hicieron desde las tres de la mañana para que ningún diputado entrara a aprobar acuerdos lesivos a la educación nacional. Cuando llegué como observador y solidario a las siete de la mañana ya unos 10 mil maestros habían acordonado el edificio. Obviamente los diputados del PRI, PAN, PRD y demás, ocuparon otro espacio para sesionar. Pero aquí lo importante es que se muestra al mundo un gigantesco rechazo al gobierno, tal como ha sucedido desde hace más de 10 años por lo que el gobierno decidió no asistir más a San Lázaro para rendir su informe y decidió sólo enviarlo por escrito.

3. He recorrido “de cabo a rabo” los plantones y me llena de alegría y entusiasmo ver la mucha convicción de lucha de decenas de miles de profesores; pero al mismo tiempo he hablado con muchos viejos amigos para saber cuál es su opinión acerca de lo que debe hacerse para que nuestras batallas por transformar al país en beneficio de los trabajadores, no sean permanentemente derrotadas con los gigantescos recursos con que cuenta la clase gobernante y empresarial. Mi amigo de años Antonio Vital, dirigente desde hace muchos años de los Trabajadores de la Salud y Empleados Públicos y muy metido en eso que se conoce como “grilla política-sindical”, me ha hecho una larga explicación de lo que –según él- sucede con las organizaciones. 

4. Coincide Antonio conmigo en que la Coordinadora (la CNTE) es la que mayor cantidad de batallas en las calles ha realizado en los últimos 30 años y con los mayores contingentes movilizados. Decenas de veces se ha confrontado con los aparatos represivos del Estado y las acciones que instrumenta en estos días no han sido las primeras ni las últimas, sin embargo la pregunta que muchos nos hacemos es: ¿Qué pasa?, ¿qué impide que la CNTE –con tantos años de lucha permanente- no haya podido derrotar a los líderes espurios y corruptos del Sindicato (el SNTE) encabezados por Esther Gordillo (hoy en la cárcel) y herederos de su camarilla? Vital insistió mucho en el contenido de las luchas y la organización seria de ellas.

5. Igual, mi amigo de más de 30 años, además de destacado luchador magisterial desde entonces – profesor Ramón Couoh- me dio sus puntos de vista. El considera que se debe hacer mucho más trabajo de base en toda la República y que vez de tener concentrado en el DF en este momento a más de 30 mil maestros sería mejor organizar brigadas para levantar una lucha nacional; además Ramón –en plena coincidencia conmigo- me señaló que es absolutamente obligatorio convencer a los padres de familia del contenido de la lucha magisterial que demanda también la solución de los problemas del pueblo porque nunca deberá ser gremial. ¿O acaso el gremialismo no es la batalla más atrasada, más elemental y limitada de los trabajadores?

6. Cuando mi amigo Pancho López –de los coordinadores de Oaxaca- me pedía que no sea tan pesimista en mis artículos, le llegaba en su celular una noticia y me dijo: “Para que sigas siendo pesimista te diré que los diputados están reunidos en otro lugar para acordar contra los maestros”. ¿Cómo no ir a otro lugar si desde los tres de mañana está totalmente bloqueado el edificio del Congreso? ¿O se puede pensar acaso que el gobierno de Peña Nieto no va a cumplir con la privatización educativa que ofreció en su campaña a los empresarios mexicanos y yanquis? Me pareció más adecuada la paralización de ayer martes del Paseo de Reforma y principales avenidas de la ciudad que el bloqueo del Legislativo de hoy. Pero fue importante. 

7. Los clásicos de la izquierda mundial (Marx, Bakunin, Lenin, Mao) estuvieron de manera permanente reflexionando acerca de la teoría y la práctica revolucionarias. Los alumnos desde hace más de 100 también hemos pensado muchas veces en la combinación del trabajo teórico y el práctico; sin embargo, cuando observamos el movimiento real nos encontramos en que las masas, los trabajadores, no parten de problemas teóricos sino de acciones prácticas muy concretas, ligadas plenamente con sus vidas. Sin embargo la pregunta es: ¿Cómo ayudar a los trabajadores a superar sus batallas inmediatistas, gremialistas, económicas para que lleguen a comprender que hay que unir a todos los sectores y si no seremos siempre derrotados?

8. Durante mil años hemos repetido que un simple aumento económico y unos nimios derechos no sirven de nada porque la clase dominante al otro día con aumentos de precios iguala y rebasa tal aumento de salarios. Basta comparar precios y salarios de hace 10 o cinco años y se verá que mientras el promedio de los precios ha subido 100 el de los salarios menos de 50 de tal manera que antes se podía comprar una canasta básica y hoy la mitad o un cuarto. Antes se trabajaba un turno y alcanzaba; hoy se trabajan dos turnos y todos los de casa y no alcanzan los ingresos salariales para vivir. Por ello al plantear cualquier demanda gremial sus contenidos y la organización tienen que tocar al Estado y al sistema capitalista, de lo contrario, no avanzamos. 

9. Los maestros conscientes han luchado toda la vida: en México desde los años 20 y 30 del siglo pasado, pero la clase dominante –por lo menos desde 1943 que se fundó el SNTE- los ha tenido dominados con una ideologización de Estado capitalista. La masa magisterial, por lo menos un 60 por ciento de ella, se niega a despertar para luchar por su independencia; sigue siendo la “correa de transmisión” de la ideología de la clase poderosa. La CNTE y sus luchas son la gran esperanza para transformar la educación nacional, pero esas batallas hay que llenarlas de contenido porque no son luchas burguesas que buscan cambiar para que todo siga igual. Hay que derrotar a la burguesía, pero paralelamente hay que extirpar su ideología individualista, consumista y al servicio del capital. (21/VII/13)