jueves, 7 de julio de 2016

02:04:00
MÉRIDA, Yucatán, 7 de julio.- Decenas de personas se congregaron ayer miércoles por la noche en el local de la asociación civil Poder Ciudadano Colectivo 4 de Julio con el fin de conmemorar el quinto aniversario de la represión contra manifestantes registrada el día que arrancó la construcción del Paso Deprimido hace ya 5 años, en la fecha que da nombre a la agrupación.

David Sosa Solís, Marco Tulio Peraza Guzmán, Salvador Reyes Ríos y Pablo Cicero Alonzo (foto: José Repetto)

Durante la velada, arquitectos, periodistas y ciudadanos en general opinaron respecto a la represión del 4 de julio de 2011, perpetrada durante la administración de la entonces alcaldesa y hoy senadora Angélica Araujo Lara, así como sobre varios proyectos presentes y en planeación para definir el futuro de Mérida.

El evento fue descrito como un ejercicio de empoderamiento ciudadano, durante el cual se intercambiaron visiones, proyectos y opiniones sobre lo que es y debería ser esta ciudad.

El arquitecto Marco Peraza destacó la importancia de recordar los hechos de hace un lustro, describiendo el Paso Deprimido como una obra impuesta por las autoridades de entonces que detonó la conciencia ciudadana.

Destacó de manera especial el proyecto para construir un parque en los terrenos de la antigua estación de ferrocarriles, conocida como "La Plancha", mismo que está orientado a recuperar su uso.

Peraza hizo énfasis en la participación ciudadana para la elaboración del mismo, pues se realizaron reuniones así como gestiones con las autoridades de todos los niveles para dicho fin.

Sin embargo, dijo, hasta el momento no hay una política explícita en este punto, lo cual considera motivo de preocupación.

En su turno, Salvador Reyes señaló que a raíz del anuncio de la construcción del Paso Deprimido surgieron muchas ideas sobre lo que debería ser esa área, por lo cual indicó es importante definir estos temas en foros.

La movilidad, destacó, debe ser más democrática y dar mayor relevancia al transporte público.

"No hay nada más democrático que el transporte público y el espacio público", puntualizó, señalando que el Paso Deprimido no revitalizó ni ayudó a preservar la zona, pues, como fue orientado para el transporte privado, la actividad económica se vino para abajo así como la social.

Esto, advirtió, también podría suceder en el Paseo de Montejo si se decide llevar a cabo una obra estética o bien construir un mega estacionamiento.

En contraste, hizo mención del Palacio de la Música, el cual describió como una extensión del espacio público.

Pablo Cicero expresó su admiración a David Sosa y su repudio a los responsables por la agresión en contra de él y otros manifestantes aquel 4 de julio, hecho que describió como un "arrebato cavernícola".

El periodista describió a Mérida como un pueblo a punto o con aspiración a ser ciudad, expresando su preocupación por la creciente distancia entre el "Norte Próspero" y el "Sur Jodido" y la necesidad de que los proyectos a realizarse contemplen reducir dicha brecha de desigualdad.

El arquitecto David Sosa señaló que el Paso Deprimido se trató de una "idea sacada del sombrero" pues no formaba parte del Plan Municipal de Desarrollo y, pocos meses antes, el Ayuntamiento remozó la fuente de la glorieta.

Angélica Araujo y su equipo, dijo destacando la necesidad de señalarlos por nombre, se hicieron de oídos sordos a la oposición de la sociedad civil y los vecinos.

Sosa también habló sobre el proyecto de "La Plancha", remarcando que refleja lo que los vecinos quisieran para llenar ese espacio vacío.

Sin embargo, sostuvo que el gobierno se ha apropiado del proyecto, advirtiendo que las imposiciones nunca llevan a resoluciones favorables.

No hay nada más público que un parque y no es posible, dijo, que no se tome en cuenta a quienes lo van a usar.

Tras la intervención de los panelistas se abrió el micrófono a la audiencia.

El economista Sergio Rodríguez opinó que la socialización ahora se da en las plazas comerciales y no en los parques, señalando el reto que representa volver a hacerlos atractivos.

También es necesario densificar la ciudad e irnos para arriba y dejar de subsidiar el auto privado haciendo de cuotas todas las calles, consideró, para contar con vialidades de verdad buenas y un mejor sistema de transporte.

Adicionalmente hicieron uso de la palabra Félix Rubio Villanueva, presidente de la asociación civil Gran Parque “La Plancha”; Adrián Gorocica Rojas, de Asambleas Ciudadanas y Gustavo Herrera Rosado, de Librepensadores de México, entre otras personas.

Es de resaltar la diversidad ideológica entre los asistentes al evento, pues hubo panistas como Enrique Manero Moreno, izquierdistas como José Luis Sierra Villarreal e inclusive un ex candidato del extinto Partido Humanista, José Manuel Lueje Bueno. (José Repetto)