lunes, 4 de julio de 2016

09:36:00
CIUDAD DE MÉXICO, 4 de julio.- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que durante julio subirán las tarifas para el sector industrial, comercial y doméstico de alto consumo, debido a que el precio del combustóleo y el gas natural subieron 8.4 y 18 por ciento, respectivamente, lo que hizo insostenibles la bajas tarifas que prometía la reforma energética.

La CFE señaló que después de 18 meses de tarifas a la baja, el incremento para el sector industrial será de entre 2 y 5 por ciento; para el comercial suben de 5 a 7 por ciento, y la tarifa de uso doméstico de alto consumo tendrá un incrememento de 6.8 por ciento respecto a la establecida para julio de 2015.


La tarifa para el sector doméstico de bajo consumo no mostrará movimiento en lo que resta de 2016. La Comisión explicó que entre 2006 y 2014 la tarifa para este segmento subía cada año 4 por ciento, pero en enero de 2015 mostró una reducción de 2 por ciento respecto al mismo mes de 2014, y en enero de 2016 bajó 2 por ciento en comparación con la tarifa de diciembre de 2015.

Aseguró que 98 por ciento de los usuarios de energía eléctrica están dentro del segmento doméstico de bajo consumo, quienes no serán afectados por el alza.

El aumento a las tarifas eléctricas se suma al del precio de las gasolinas a partir del viernes pasado. La Magna subió 24 centavos, para ubicarse en 13.40 pesos por litro; la Premium se encareció por segundo mes consecutivo, ya que en junio su precio se ubicó en 14.03 pesos por litro; mientras en julio subió 34 centavos, por lo que está a la venta en 14.37 pesos.

La CFE justificó que este aumento a la electricidad que consume la planta productiva nacional, el sector comercial y los domicilios de alto consumo es el primero que se produce en 18 meses. El gobierno federal ha proclamado como uno de los principales logros de la reforma energética la reducción en las tarifas eléctricas.

Argumentó que este insumo básico es el primero afectado por el aumento en el precio de los combustibles, porque el ajuste que tiene lugar a partir del primero de julio está relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en junio de 2016 en comparación con mayo del mismo año.

Detalló que en junio pasado el precio del combustóleo aumentó 8.4 por ciento respecto al precio de mayo; mientras el costo del gas natural que la CFE le compra a Petróleos Mexicanos (Pemex), indispensable para generar energía eléctrica en centrales de ciclo combinado, aumentó 18 por ciento en junio respecto a mayo ambos de este año.

A pesar del incremento de 18 por ciento en el costo del gas natural, la CFE aseguró que se trata del energético más barato hasta ahora para la generación de electricidad, ya que está 60 por ciento abajo del combustóleo, y señaló como otra ventaja de usar ese combustible que México lleva 36 meses sin alertas críticas por desabasto de gas natural. Indicó que desde 2012 ha tratado de sustituir el combustóleo y diésel por otro tipo de energéticos, pero hasta 2015 sólo había logrado remplazarlo en 48 por ciento. (Miriam Posada García / La Jornada)