jueves, 7 de julio de 2016

16:04:00
MÉRIDA, Yucatán, 7 de julio.- El sector industrial agrupado en la Canacintra, considera oportuno el contrato firmado entre el Gobierno del estado y la empresa Servicios Aéreos Ciclo SA DE CV. para reactivar y aprovechar los servicios aeroportuarios y complementarios del Aeropuerto Internacional de Chichen Itzá, en el segmento del transporte de carga, lo cual beneficiará a los sectores del comercio y la industria, señaló el dirigente del sector, Mario Can Marín.

Mario Can, titular de Canacintra (foto: José Repetto)

El empresario destacó que uno de los factores más relevantes, es que el gobierno del estado seguirá siendo el propietario del inmueble y titular de la concesión ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).


Subrayó que actualmente el inmueble está en abandono y deterioro, lo cual le cuesta al estado 10 millones de pesos anualmente sin obtener beneficio alguno.

En ese sentido, dijo, aunque en un principio no recibirá rentas por el espacio, debido a que se compensará con trabajos de restauración, mantenimiento y todos los gastos necesarios hasta dejarlo en óptimas condiciones para subirlo de categoría 3 a 5, en corto plazo tendrá una contraprestación, ya que percibirán ingresos aún no determinados, pero se establecerá un porcentaje de ganancias por concepto de TUA y el transporte de carga.

Can Marín agregó que lo importante es que cuando ya esté operando en su primera etapa, en la que se contempla movimiento de carga, aumentará la conectividad del estado y aumentarán las condiciones para la industria y comercio para ser más competitivos  en los mercados nacional e internacional.

Consideró que el acuerdo, es resultado del trabajo en conjunto entre empresarios y el gobierno del estado así como las autoridades federales  y municipales para hacer de Yucatán día a día un estado de oportunidades para los negocios locales y foráneos.

“Esto permitirá también buscar que las operaciones y bienes que le cuestan al estado y no producen nada, se conviertan en redituables a través de la generación de empleos que transformen a la terminal aérea en una base de operaciones eficiente y productiva”, dijo.

Recordó que en su momento, este aeropuerto fue planeado y estructurado para detonar la región Oriente de Yucatán y la zona del Mundo Maya, por lo que constituye una infraestructura estratégica para la entidad.

Por su parte, la empresa CICLO, a través de la autorización de la DGAC, asume las operaciones aeroportuarias, con el objetivo de atender las vocaciones económicas regionales como son el turismo y los servicios logísticos e industriales, que tendrán en la terminal aérea ubicada entre Valladolid y la zona arqueológica de Chichén Itzá, un punto de atracción mediante diferentes acciones de mejoramiento y de promoción, para generar cadenas de valor y atraer inversiones al estado, particularmente en el mantenimiento de aeronaves, capacitación y adiestramiento aeronáutico, servicio de aviación privada, así como logísticos y de carga. Dichas actividades se verán favorecidas por su ubicación privilegiada entorno a Mérida, Cancún y la Riviera Maya. (Boletín)