viernes, 24 de junio de 2016

15:40:00
Pedro Echeverría V.

1. El gobierno de la República de Peña Nieto, así como el de la CDMX de Miguel Mancera, representando a los multimillonarios empresarios, externaron la idea con claridad: Hay que tratar bien a los empresarios, no hay que asustarlos con leyes, deben actuar libremente, deben ganar dinero, porque sus inversiones en el país son básicas. Como complemento dicen los empresarios: México debe ser un país en paz, deben evitarse las manifestaciones, los bloqueos, castigar las rebeldías y protestas, obligar a respetar el Estado de derecho y que los trabajadores aguanten su miseria porque sólo es “transitoria”.

2. “Nuestra miseria –responden los trabajadores- lleva siglos de ser “transitoria”, los mismos siglos en que gobierno y empresarios han acumulado gigantescas riquezas que dilapidan sus familias. ¿Creen que podemos olvidar que los gobiernos de México han sido siempre de empresarios, que las leyes se hacen por ellos y que México es un país capitalista que vive de la explotación y opresión de los trabajadores? No hemos sido tan ingenuos o tontos como creen; lo que ha sucedido es que nunca hemos tenido la fuerza de un pueblo que está obligado a arrebatarles el poder para autogobernarse con justicia e igualdad.

3. Después de más de tres años de protestar y dormir en las calles y plazas (Plaza Tolsá, Zócalo, Monumento de la Revolución, Bucareli, Ciudadela y plazas de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán) decenas de miles de maestros de la Coordinadora (la CNTE), lograron que Gobernación al fin abriera una mesa de Diálogo que se prolongará seguramente meses, mientras tanto decenas de maestros presos sufren en la cárcel, miles han sido cesados, otros miles no reciben sus salarios, etcétera). Que las mesas duren los meses o años necesarios pero la libertad a los presos, la reinstalación de los cesados y el pago de salarios y devoluciones debe ser inmediato.

4. Espero que las “mesas de diálogo” no frenen la movilización y los bloqueos en la CDMX y los estados de la República; éstos sólo pueden parar cuando presos estén libres, plazas devueltas, descuentos reintegrados y pagos normales. Sólo con ello puede comenzar la discusión de problemas educativos. Aunque las autoridades del gobierno son profundamente ignorantes en educación, buscarán imponer de manera autoritaria la privatización buscando personajes como Claudio X González, Loret de Mola y los técnicos gobiernistas del INEE. Pero la CNTE defenderá –porque es su obligación- la educación pública, gratuita, laica y popular.

5. Queremos en libertad inmediata a los dirigentes del magisterio Rubén Núñez, Francisco Villalobos, Ortega Madrigal, Eugenio Rodríguez y otros 20 más que con falsas acusaciones los tienen tras las rejas. ¿Cuánto meses más deben esperar sus familias, sus hijos, para tener a su padre en casa y para recibir el salario que necesitan para vivir? Y que no olviden los negociadores: las mesas de diálogo pueden prolongarse el tiempo que quieran, pero los presos, las plazas y los pagos deben ser inmediatos con el respaldo de grandes movilizaciones y bloqueos, que son el único idioma que entiende el maldito gobierno y los funestos empresarios.