miércoles, 15 de junio de 2016

19:37:00
MÉRIDA, Yucatán, 15 de junio.- A continuación se reproduce el posicionamiento de la Regidora Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano, dado a conocer el día de hoy en sesión ordinaria de cabildo:

Hace algunos días visité el mercado municipal para dar seguimiento al tema de concesiones pendientes, así como para verificar y atender diversas solicitudes ciudadana.

Milagros Romero durante la sesión (foto: José Repetto)

Derivado de esta visita, me permito realizar las siguientes solicitudes:

A.- Que se revise la situación de los puestos de venta que están en las escarpas de toda la ciudad, tenemos aquí en nuestro propio Centro Histórico la muestra basta con asomarse el balcón de este palacio para verlos, eso nos exhibe y nos obliga a responderle a los ciudadanos que así lo observan y piden.

El sábado pasado suscribimos la carta de los derechos del peatón, la cual celebro y espero se refleje en los reglamentos de desarrollo urbano, construcción y los que aplique.

B.- Que se actué en forma expedita para retirar las máquinas de juego de azar que hay en los locales del mercado, ya que el argumento de que regularlas compete a la procuraduría no es suficiente, si se está realizando una actividad ilícita en locales concesionados, nos corresponde aplicar el reglamento, el cual seguramente prohíbe realizar este tipo de actividades.

La ludopatía es un vicio que está haciendo estragos en los hogares de los meridanos y no podemos ser cómplices pasivos de esta actividad.

C.- Es necesario hacer una ruta crítica de asignación de los locales de la pepita, la regularización de esta situación con los directamente involucrados, nos legitimará como autoridades en la materia y mermará el chantaje de los “lideres” que tienen atemorizados a muchos legítimos posesionarios y trabajadores de los locales.

D.- El número de puestos que han proliferado en la periferia de Mérida ya es alarmante, no solo no se acotan y ordenan los que ya habían, sino que se multiplican sin que la capacidad de reacción de la subdirección de mercados sea eficaz. La eficiencia es hacer lo que está indicado, en ese sentido, tal vez se está trabajando, pero la eficacia es lograr avances y finalmente el objetivo fijado y en este caso es evidente que está rebasado el subdirector de mercados con su equipo.

Señor alcalde, sé que tiene la voluntad de actuar, pero los brazos que deben moverse para lograrlo, creo que no están a la altura de la grave situación.

Las inercias son muy difíciles de frenar, ya el día de ayer lo demostró nuestro congreso con la falta de visión, rumbo y legitimidad en su actuar. Porque aunque legalmente tomaron decisiones, la ciudadanía no los legitima.

Así como los transportistas son un problema para el gobierno, para lograr la solución de movilidad en el estado, así el mercado es uno de los nuestros.

La ciudadanía se merece mucho más que un administrador de problemas, vamos a entrarle ya en serio a regularizar los permisos y espacios para la venta formal e informal en el municipio. 

Aunado al tema de mercados, quisiera señalar, como presidenta de la comisión especial de transporte y movilidad, que la reciente reforma a la Ley de transporte del Estado, ha traído como consecuencia un retroceso a la tendencia mundial de incentivar el uso del transporte compartido y con eso contribuir a mejorar los ya visibles problemas de movilidad que presenta nuestro municipio.

En este sentido lamento que una vez más usted presidente, no haya realizado ningún posicionamiento. El transporte es asunto de todos y en este caso directamente afecta a los meridanos. Hoy más que otras veces, pesa el no tener ninguna voz en el asunto, pues al no tener la administración municipal del transporte, nuestra injerencia directa es nula. De nada sirven los 2, 3 0 4 lugares en el inoperante consejo consultivo del transporte…pues como todo lo que “produce” el gobierno de Estado, son puros membretes demagógicos para legalizar lo que la ciudadanía no legitima.

Los ciudadanos hablaron, salieron, se manifestaron, reunieron firmas…y mientras el gobierno les cerró los oídos y las puertas del congreso, el ayuntamiento cerró la boca y volvió a ser espectador.

¿Qué me van a decir? ¿Que no nos compete? Creo que representar a los meridanos es nuestra competencia.

¿Que no es parte de nuestro trabajo? Yo digo que posicionarse firmemente es trabajo de todo mexicano libre.

¿Que no hay que politizar? Yo digo que esa es la verdadera política, la que denuncia, la que acompaña los deseos de nuestros gobernados.

Es mejor hablar, tomar posiciones ante una crisis que la comunidad cree importante a quedarse como testigo silencioso del acontecer meridano.

Usted ha dicho en muchas ocasiones que no va a confrontarse con el gobernador para que se pueda avanzar en los acuerdos para una mejor Mérida.

Pero aquí no se trata de confrontar, se trata de AFRONTAR junto con sus gobernados en temas que también nos permitirán avanzar para un municipio más moderno, sustentable, con mayores empleos, con mayor y mejor movilidad y calidad en el servicio…o acaso eso no es lo que este Ayuntamiento tiene como bases que lo sostienen?