jueves, 30 de junio de 2016

16:43:00
MÉRIDA, Yucatán, 30 de junio.- En rueda de prensa celebrada esta mañana en sus oficinas, Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrachea, coordinadora estatal y regidora en Mérida de Movimiento Ciudadano, hicieron un llamado a que, debido a su complejidad e impacto, la problemática del transporte sea abordada con medidas fruto de un proceso de participación ciudadana en el que se escuchen las voces de urbanistas, investigadores, académicos, usuarios de las vías generales de comunicación y el equipamiento urbano.

Silvia López y Milagros Romero.

Esto, señalaron, con el objetivo de incluir en la toma de decisiones trascendentales a la ciudadanía y con ello hacer de la democracia una forma de vida.

Las mencionadas no omitieron señalar el deficiente actuar de todas las instancias de gobierno para atender esta problemática.

Es la postura de MC que tanto la reforma a la Ley Estatal del Transporte, la cual describieron como impuesta pues fue aprobada en días pasados por quienes detentan la mayoría en el Congreso del Estado, así como la presentada por quienes conforman la fracción parlamentaria panista son insuficientes, limitadas y descontextualizadas y no corrigen el fondo del problema, representando un pequeño o nulo avance en el mismo y una "simple y burda simulación, desidia y pocas ganas de legislar para modernizar y conseguir mejores servicios".

Adicionalmente, criticaron el que las autoridades municipales panistas de Mérida se mantengan alejadas, ausentes, ajenas al tema del Transporte en su territorio. 

Desde luego, dijeron, consideramos que es importante que no se obstaculice, limite y excluya a quienes mediante el uso las plataformas tecnológicas están dispuestos a diversificar las opciones de movilidad para la ciudadanía, así como también es de gran importancia el que los intereses factico-gremiales y corporativos sean acotados por las autoridades judiciales para evitar que estos continúen en su actitud de carácter violento -depredatorio-patrimonial con el que pretenden detener el progreso hacia un servicio al que hoy pueden acceder las grandes urbes.

Así mismo, continuaron consideramos que lo concerniente a la inequidad que representa el uso publicitario en las unidades de las concesiones del transporte público para fines propagandísticos electorales debe de ser plenamente plasmado en la normatividad electoral que rige los procesos electivos del estado de Yucatán. 

También, dijeron, debe darse similar trato el mal el uso electoral del mobiliario urbano municipal, paraderos de camiones, espacios de convivencia comunitaria, como parques y nuevos aparcaderos de bicicletas, para promover a candidatos del partido en turno.

López y Romero hicieron énfasis en la secrecía y discrecionalidad de cómo se han llevado a cabo estos procesos y la falta de publicidad y transparencia para la adjudicación de éstas concesiones, señalando que no se duda de que se aprovechen estos compromisos para convertirlas en el escaparate en el que se promuevan la imágenes de quien(es) han sido “generosos” con las concesiones.

"Estamos plenamente convencidos y convencidas de que se hace necesaria una profunda revisión respecto los ámbitos indicados en la legislación electoral estatal. Con el fin de evitar que la inequidad que implica “la exclusividad” de promoción política mediante el uso tanto de las unidades de transporte colectivo como del equipamiento urbano del municipio de Mérida y con ello se abone a la desigualdad de condiciones, la desventaja promocional, el descrédito institucional y la deslegitimación electoral de las próximas contiendas elecciones constitucionales", concluyó el posicionamiento del partido en la entidad. (Con información de MC)