miércoles, 22 de junio de 2016

02:56:00
IRVINE, California, 22 de junio.- Un grupo de investigadores de la Academia de Ciencias de China, la Universidad de California y el Instituto de Química Orgánica de Shanghai consiguió transformar el polietileno —el polímero común— en combustible líquido, según informa Science Magazine.

Un químico de la Academia de Ciencias de China, Zheng Huang, consiguió degradar el polietileno al catalizar una molécula organometálica que contiene iridio a una temperatura de 150 grados centígrados, lo que es mucho menos de lo requerido.

El iridio está disponible de manera comercial y tiene la capacidad de debilitar los enlaces de la estructura molecular del polietileno acelerando su descomposición y transformándolo en un producto líquido.
Se estima que cada año se producen cantidades ingentes de polietileno que se usa en la fabricación de bolsas de plástico, envases y láminas que después son desechados generando enormes cantidades de basura que tarda centenares de años en degradarse.

"Los productos —combustibles— creados por la reacción con el iridio son mucho más limpios que los obtenidos por los métodos tradicionales", detalla Huang.

Además, la reacción es fácil de controlar y el líquido puede ser usado como combustible. Los científicos experimentaron exitosamente con pequeñas muestras de bolsas de plástico, botellas y envases de comidas.

Por el momento, los investigadores enfrentan dos desafíos: convertir grandes cantidades de polietileno en combustible líquido y reemplazar el iridio —un metal raro y precioso— para abaratar los costos, lo que puede resultar en un problema debido a las características específicas de los catalizadores metálicos.

Actualmente, el proceso funciona bien si el iridio se encuentra en una proporción de 30 a 1 —30 partes de plástico por una parte de catalizador— pero no es suficiente para lanzar la fabricación a nivel industrial.

"Creemos que el futuro potencial está aquí, siempre y cuando podamos mejorar la eficiencia y reducir el costo del iridio", comenta Huang.

El plástico que fue un gran avance tecnológico, tras su invención en 1860 se ha convertido en uno de los grandes problemas ecológicos del mundo actual —la contaminación— debido a que prácticamente no se degrada.

Se estima que cada año se producen cantidades ingentes de polietileno que se usa en la fabricación de bolsas de plástico, envases y láminas que después son desechados generando enormes cantidades de basura que tarda centenares de años en degradarse. (sputniknews.com / sciencedaily.com)