lunes, 20 de junio de 2016

15:55:00
Bajo Reserva / Periodistas El Universal


La disculpa ofrecida por el obispo de Culiacán, Jonás Guerrero Corona, al presidente Enrique Peña Nieto y a su esposa es parte de una estrategia de control de daños que la Iglesia católica ha emprendido luego de que se lastimó la relación con el gobierno federal. El obispo se burló del Presidente y de su iniciativa para llevar a la Constitución el matrimonio entre personas del mismo sexo y permitir la adopción de niños a estas parejas. Ayer, en una breve misiva, el jerarca católico ofreció una amplia disculpa por su “desafortunada declaración” —en la que se preguntaba si el Presidente no andaría en busca de gavioto en lugar de gaviota—. De entre todo lo que ha dicho la Iglesia, nos comentan, ésa fue la única expresión que el gobierno consideró intolerable y logró poner en riesgo la relación. El problema, nos dicen, es que en la Iglesia ahora no saben cómo bajar el tono de algunos de sus miembros y de agrupaciones conservadoras que prácticamente tienen declarada la guerra al gobierno federal. Temen que les vayan a salir otros Jonases.

IP, el pleito es con legisladores no con el Ejecutivo

Es falso, nos aseguran, que la Coparmex, que preside Gustavo de Hoyos Walther, haya roto con el PRI/gobierno luego de que decidieron manifestarse en el Ángel de la Independencia a favor de que la nueva ley anticorrupción exigiera que los funcionarios hagan públicas sus declaraciones patrimoniales, fiscales y de intereses, medida que finalmente no les será aplicada a los funcionarios, pero que sí se les exigirá a los empresarios que hagan negocios con el gobierno. Nos dicen que el pleito es directo con los senadores y diputados que votaron a favor de esa ley, o con los que con su inasistencia o no voto ayudaron a que pasara dicha legislación. Dicen que la mejor prueba de que la relación con el Poder Ejecutivo va bien es que, justo antes de llegar al Ángel, los consejeros y su presidente estaban reunidos con el secretario de Agricultura, José Calzada, quien, aseguran, ha mantenido interlocución constante con la confederación patronal.

Beltrones, ¿se va o se queda?

Los ojos del priísmo nacional están puestos en la reunión de la Comisión Política Permanente del PRI que se lleva a cabo esta tarde. Nos señalan que a pesar de que el encuentro previsto para realizarse este lunes es para analizar las elecciones del pasado 5 de junio, en las que el PRI sólo ganó cinco gubernaturas, hay otro tema. Nos hacen ver que en el encuentro no se descarta que se aborde la permanencia o no del presidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones. Con el análisis de las elecciones, nos dicen, podría venir también la definición de lo que sigue para el PRI y para su aún líder nacional.

Los buleadores de Basave

En la edición digital de este espacio, Bajo Reserva Exprés, le dimos a conocer los nombres de algunos señalados de haber hecho bullying, durante su gestión, al presidente del PRD, Agustín Basave, quien ante este tipo de acciones, entre otras razones varias, ha decidido renunciar al partido. Cercanos a don Agustín nos dicen que los principales “buleadores” del CEN son Luis Arias y Martín García Avilés, ambos de Foro Nuevo Sol. En un tercer lugar ponen a Octavio Martínez, de Nueva Izquierda, es decir, un hombre de Los Chuchos.