martes, 21 de junio de 2016

14:29:00
ota de Khira Cabrera / Fotografías de Jorge de la Cruz

MÉRIDA, Yucatán, 21 de junio.- La noche del viernes 17 de junio el Gran Salón del Club Campestre se vistió de gala para despedir la XXV temporada de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, en la que más de 1,200 personas vibraron con la interpretación de la Sinfonía No. 9, Op. 125 “Coral” de Ludwing van Beethoven, sin duda, la más exitosa del compositor alemán que “ha marcado un hito en la historia de la música, erigiéndose como un paradigma estético y de composición musical para el desarrollo posterior del romanticismo”. 


Inspirado en el poema “An Die Freude” de Friedrich Schiller, esta bella obra, que desde su estreno en mayo de 1824 en Viena, ha sido bien recibida por los diferentes públicos que la han escuchado y “ha trascendido a tal nivel, que no solo ha pasado a ser el himno de la Unión Europea, sino que se ha convertido en un verdadero símbolo mundial, una de las más excelsas creaciones que haya presenciado la historia de la humanidad”.

Adriana Valdés (soprano), Gabriela Flores (mezzosoprano), Alan Pingarrón (tenor), Alberto Albarrán (barítono) y 60 integrantes del Taller de Ópera de Yucatán que dirige la maestra María Eugenia Guerrero Rada, prestaron sus voces a los versos de Schiller y bajo la batuta del maestro Juan Carlos Lomónaco, director titular de la OSY, cerraron el ciclo de presentaciones de las nueve sinfonías de Beethoven, conmoviendo al público con este anhelo de paz, “todos los hombres se vuelven hermanos allí donde se posa tu ala suave”. 



Y al final, todos de pie, brindaron a los artistas una prolongada ovación. Algunos con lágrimas en los ojos, muchos emocionados, pensando, quizá, en el prodigio de un hombre que, a pesar de su sordera tenía abierto el corazón y gracias a su talento fue capaz de crear este emblemático Himno, que sin importar cuantas veces se haya escuchado, siempre genera un sentimiento de fraternidad y fe en la humanidad. Generoso, el maestro Lomónaco ofreció como encore el coro del cuarto movimiento, un grato recuerdo para quienes tuvieron la fortuna de presenciar esta gala coral. 



La XXVI temporada de la OSY dará inicio en septiembre.