lunes, 13 de junio de 2016

19:31:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de junio.- Con diferentes obras en las que invierte casi seis millones de pesos, el Ayuntamiento de Mérida trabaja para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de San José Tzal, donde el alcalde, Mauricio Vila Dosal, entregó hoy el comedor escolar de la primaria “Salvador Alvarado”, que beneficiará a 305 alumnos y en el cual se invirtió $1.487,539.

En su mensaje a los padres de familias, maestros y alumnos del plantel, que labora bajo el esquema de tiempo completo, Mauricio Vila subrayó que en San José Tzal el Ayuntamiento realiza varias obras, como la ampliación de las redes de agua potable y energía eléctrica, a las que se destinan $106,000 y $400,000, respectivamente.

Además, 47 acciones de vivienda, con un monto total de 3.300,000, que permiten cambiarle la vida a las familias beneficiadas.

El Alcalde Mauricio Vila desayunando con los niños. (Más fotos en Facebook)

Las obras, precisó, incluyen 25 baños con calentador solar y biodigestor que evita la contaminación del subsuelo. La inversión en estos trabajos es de casi dos millones de pesos;  tres cuartos de cocina, con $211,000; 14 cuartos dormitorios, $900,000 y cinco techos firmes, $217,000.

Recordó que durante este año en todo el municipio se ejercerán $120 millones en 2,000 acciones de vivienda.

Agregó que también se perforan pozos y se instalan alcantarillas para evitar inundaciones en temporada de lluvias, mediante una inversión de $518,000.

En cuanto a las obras del comedor, recordó que desde el inicio de su administración dio instrucciones para dotar de instalaciones de primera calidad a los niños de las comisarías para darles las mejores condiciones para su desarrollo integral.

—Hoy les entregamos las instalaciones que incluyen una cocina con todo lo necesario para cocinar de manera higiénica y de esta manera cuidar la salud de los niños —expresó—, así como con baños de primera.

Además, subrayó, se trata de un complejo multifuncional porque las nuevas instalaciones se pueden utilizar como auditorio y también servirán de refugio en caso de que un huracán afecte la zona.

El director de Obras Públicas, Virgilio Crespo Méndez, detalló que entre los beneficios directos que se buscan con el comedor que hoy se entregó figuran mejorar el estado nutricional de los niños, lo que contribuirá a mejorar su desempeño escolar.

El funcionario precisó que la construcción abarca un terreno de 379 m2, incluidas las zonas de comedor, baños, cocina, pasillos y jardines.

El área de comedor ocupa 134 m2 y tiene capacidad para 128 personas, de manera que los alumnos comen en dos turnos, el primer de 12 a 12:30 y el segundo, de 12:30 a 13 horas.

Las nuevas instalaciones cuentan con bomba de agua, biodigestor para evitar la contaminación y sus baños tienen instalaciones adecuadas para personas con capacidades diferentes.

La directora de la primaria, Laura Moguel Marfil, agradeció el apoyo para la construcción del comedor, que actualmente beneficia a los 305 alumnos de la escuela y en el futuro lo hará con las próximas  generaciones.

Luego del acto protocolario, el alcalde, funcionarios y maestros, sirvieron la comida a los alumnos, que consistió en huevo con jamón, pan integral y agua de Jamaica.

Con el del hoy es el sexto comedor, en lo que va de la presente administración, que ya entregó la Comuna en diversas comunidades en condición de vulnerabilidad y que en conjunto implican una inversión de $12.159,213.

Los entregados anteriormente están ubicados en las colonias Cecilio Chi, con  $1.165,041 de inversión; comedor integral Emiliano Zapata Sur I y II, $2.5 millones; y los de las comisarías de Dzoyaxché, $1.480,000 y el de Texán Cámara. Otro está en El Roble Agrícola que se hizo con $4.247,871.22, que es mucho más grande y completo, ya que además de ofrecer el servicio de comida a los niños, cuenta con servicios para la comunidad, como consultorio, cocina-taller, sala de usos múltiples para ofrecer talleres de cocina, repostería y nutrición. También se fomentan los huertos familiares y se ofrecen pláticas y talleres de lactancia materna, prevención de diabetes y desnutrición. 

Al evento de San José Tzal acudieron también el comisario, José Silvestre Chan; José Luis Sánchez Cauich, supervisor de la zona 031; Briginia Bacab Iuitz, presidenta de Padres de Familia y Cecilia Patrón Laviada, directora de Desarrollo Social.