miércoles, 15 de junio de 2016

21:22:00
MÉRIDA, Yucatán, 15 de junio.- El coordinador de los regidores panistas, Mauricio Díaz Montalvo, dijo que los regidores del PRI se han quedado sin argumentos para votar contra la cuenta pública y prácticamente lo hacen lo por inercia.

Hoy, por 278 ocasión, en sesión ordinaria de Cabildo votaron en contra de la cuenta pública y la modificación presupuestal correspondiente a mayo, sin sustentar el sentido de su voto.

El regidor del PRI, Rudy Pacheco Aguilar, dijo que cada mes se les presenta la cuenta pública tiene gastos “excesivos”, y que en esta ocasión fue en el rubro de alumbrado público. De acuerdo con su postura no se ha visto mejora alguna en las colonias y fraccionamientos. Resaltó que, aunado a esto, las cuentas carecen de claridad.

El coordinador de los regidores panistas, Mauricio Díaz Montalvo, dice que los priistas votan por inercia contra la cuenta pública. Con él, las regidoras Rosa Ceballos Madera, Dafne López Osorio y la secretaria municipal María Fritz Sierra.

Mauricio Díaz respondió que para no perder la costumbre, y como en cada presentación de la cuenta pública, los regidores del PRI y del Verde Ecologista se manifiestan en contra siempre utilizando como estandarte los supuestos “gastos excesivos” y “falta de claridad”.

“Regidor, ¿acaso en cada sesión de Cabildo vamos a tener que escuchar que hay un gasto excesivo en algún rubro, según ustedes?, en más de una ocasión ya se les explicó que lo que se refleja en la cuenta pública es lo efectivamente pagado”, aseguró.

Además, agregó, el gasto que se hizo en el alumbrado público no necesariamente se suministró todo el material este mes. Cuando tenemos un rubro que sube mucho siempre hay una justificación al respecto, una razón por la cual está así; no es un tema administrativo es un tema contable.

El regidor manifestó que no tiene caso que los regidores en cada sesión estén justificando un voto en contra sobre un argumento que no tienen sentido… Cuando se hace, en este caso la compra, se suministra el material según lo solicitado por la dirección correspondiente y cuando se autoriza y se paga, se contabiliza, reflejándose en la cuenta pública.