miércoles, 22 de junio de 2016

04:15:00
SEÚL / WASHINGTON D.C. / TOKIO, 22 de junio.- Corea del Sur, Japón y Estados Unidos condenaron este miércoles el lanzamiento de dos misiles balísticos de alcance intermedio por parte de Corea del Norte y advirtieron que Pyongyang enfrentará sanciones más fuertes de la comunidad internacional.

Los lanzamientos de misiles son "una clara violación de las resoluciones de Naciones Unidas y representan una grave amenaza para la paz y la estabilidad de la península coreana y la comunidad internacional", señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur.

"Condenamos enérgicamente (los lanzamientos) y advertimos a Corea del Norte que se enfrentará a sanciones y presiones mucho más fuertes por nosotros y la comunidad internacional", dijo Cho jun Hyuck, vocero de la cancillería.

Corea del Norte lanzó en la mañana del miércoles lo que parece ser un segundo misil Musudan de medio alcance tras un intento fallido realizado horas antes, dijeron militares surcoreanos. La imagen es de un lanzamiento submarino de un misil de prueba de Corea del Norte en una imagen de archivo sin fecha, cedida por la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA, el 24 de abril de 2016. KCNA/via REUTERS

"Condenamos enérgicamente estos y otros recientes pruebas de misiles de Corea del Norte, que violan las resoluciones del Consejo de Seguridad, que prohíben los lanzamientos de Corea del Norte", indicó por su parte el portavoz del Departamento de Estado estadunidense, John Kirby.

"Llamamos a Corea del Norte a abstenerse de acciones que eleven aún más las tensiones en la región y en su lugar tomar pasos concretos hacia el cumplimiento de sus compromisos y obligaciones internacionales".

Uno de los dos proyectiles alcanzó una altitud de mil kilómetros, lo que indica que Corea del Norte ha progresado en sus programas de misiles, señaló el ministro de Defensa de Japón, Gen Nakatani.

"La amenaza contra Japón se está intensificando", sostuvo Nakatani a la prensa en Tokio, reportó la agencia de noticias Kyodo.

Nakatani indicó que iba a protestar enérgicamente porque se violó una resolución de las Naciones Unidas, a pesar de que los lanzamientos no representaban una amenaza inmediata para la seguridad japonesa.

El primer proyectil fue lanzado desde la costa este de Wonsan, dijo un funcionario de Corea del Sur, en la misma zona donde se realizaron las pruebas anteriores de misiles de alcance intermedio, posiblemente usando lanzadores móviles.

La agencia de noticias surcoreana Yonhap, citando a un funcionario del gobierno, indicó que el primer misil se desintegró en pleno vuelo después de unos 150 kilómetros.

La acción de Pyongyang se produce cuando diplomáticos de los seis países involucrados en las conversaciones estancadas sobre el programa nuclear de Corea del Norte asistieron a una reunión informal de seguridad por primera vez en cuatro años.

El Diálogo de Cooperación se realiza a las afueras de Pekín y reúne alrededor de 90 funcionarios y académicos de China, Japón, Corea del Norte, Corea del Sur, Rusia y Estados Unidos.

El evento a puerta cerrada, destinado a proporcionar una oportunidad para discutir temas espinosos en la forma y fomento de la confianza franca entre las seis partes, comenzó varias horas después de que Corea del Norte lanzó dos misiles balísticos. (NTX)