viernes, 24 de junio de 2016

20:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 24 de junio.- Siendo las 9 de la mañana del día de hoy, dio inicio el Primer Seminario Preinternado denominado: Cómo sobrevivir al internado, realizado por el Capítulo Universitario de Estudiantes de Medicina (CUEM) de la Asociación de Médicos Católicos y Médicos a Favor de la Vida A.C, el cual contó con el respaldo de la Secretaría de Salud del Estado y las universidades Anáhuac Mayab y Marista de Mérida.


Inauguró el evento el Dr. Víctor Pinto, presidente de la Asociación de Médicos Católicos, quien estuvo acompañado en el podium de los doctores Manuel Echeverría, Director de la Anáhuac Mayab, 

Jorge Castellanos, representando a la Universidad Marista, el Dr. Manuel Paredes en representación del Secretario de Salud y el M.I.P David Ojeda, presidente de CUEM, "Solos llegaremos rápido, pero juntos llegaremos lejos" afirmó  Ojeda asentando con ello un eje central al evento, el cual retomó el Dr. Manuel Paredes, Director de Prevención y Promoción de los Servicios de Salud, durante su ponencia el Rol del interno, donde destacó la importancia de trabajar en equipo para obtener mejores resultados y explicó a los jóvenes las reglas básicas para obtener un mejor internado. Seguido a ello expuso el Dr. Gumersindo Vazquez, quien detalló la importancia de la relación con los pacientes y el pudor que el médico debe de tener frente a las mujeres en el área de Ginecología. Por otra parte, la Dra. Diana Medina, explicó las diferencias entre la especialidad de Medicina Familiar y otras, dejando en claro que el interno es el primer contacto con el paciente y su familia y como tal "deben abrir bien los ojos", de la misma forma comentó algunos casos personales que hicieron que ella vea más en el fondo de sus pacientes durante su internado. El Dr. Joan Jonhson, cardiólogo pediatra, comentó de una manera muy amena lo que le espera al interno en su rotación de Pediatría y dio a conocer algunos aspectos que le cambiaron la vida en el internado, demostrando así que pueden decir que esta etapa es un infierno, pero también es la mejor que hay durante la carrera.

Como última ponencia, la Dra. Mercedes Piña dejó en claro, entre algunas risas, que no existe el llamado infiernado, dijo que, este año, es una etapa de aprendizaje, donde el estudiante realmente aprende si el servicio es su vocación; compartió algunos tips los cuales dijo "No son para sobrevivir sino para disfrutar" e incitó nuevamente a los estudiantes a trabajar en equipo en pro de los pacientes.

Fueron más de 70 estudiantes de las 3 universidades que otorgan medicina en el Estado (Mayab, Marista y UADY), así como de otros estados, los que se dieron cita en el auditorio del Hospital Regional de Alta Especialidad para este evento.

En contexto: CUEM es una organización de estudiantes de medicina naciente que trabaja de la mano con  alumnos de las distintas universidades del estado para fortalecer los valores humanos y éticos de la profesión. (Boletín)