lunes, 13 de junio de 2016

10:24:00
Pedro Echeverría V.

1. Un hombre armado con un fusil de asalto y una pistola mató ayer a 50 personas e hirió a 53 en un bar de Florida. El atacante fue abatido e identificado como un “terrorista”. Obama declaró que fue un acto de terror y odio; la Clinton dijo que este tipo de armas no debe caer en manos de criminales y Trump señaló que debe haber mano dura contra el terrorismo islámico. Siguiendo a estos líderes yanquis han venido apoyos igual de cínicos como el del gobierno mexicano. Cinismo es condenar y realizar cosas peores.

2. Los EEUU llevan 100 años interviniendo países, haciendo guerras y han asesinados a millones de seres humanos; 50 asesinados en yanquilandia son nada: son algo así como el 00000.1 por ciento de lo que ellos han asesinado; por tanto sus lloriqueos son una burla comparado con lo que realizan a diario en el mundo. ¿Y a México de dónde le surgen las lágrimas de apoyo al gobierno de EEUU si en el mundo desde hace 10 años venimos ocupando el primer lugar en asesinatos en nuestro propio pueblo? Si fue obra de GI o de los musulmanes, pues es una pequeña parte.

3. Esto de los “asesinatos”, “las guerras”, “el terrorismo” no lo concibo separado de eso que se conoce como lucha de clases. Cuando los yanquis bombardean y asesinan pueblos para luego adueñarse de su petróleo, de sus riquezas y sus gobiernos, hemos salido como pueblo mil veces a la calle a protestar, en tanto los multimillonarios yanquis y de cada uno de los países aplauden las intervenciones y las guerras porque son contra el “terrorismo” y el “comunismo”; pero cuando suelen registrarse actos como el de Florida o Madrid, cínicamente parecen lloriquear.

4. A mí –dado que no soy religioso ni cínico- cualquier asesinato, cualquier enfrentamiento, me hace pensar. Nunca he sido ni actuaría con “neutralidad” porque sé que “la riqueza tiene como origen el robo”, que “el pez grande siempre trata de comerse al chico” y que “la historia del mundo es la historia de la explotación y opresión”. Si veo en la calle peleando a Goliat y a David no averiguaré tontamente “quién tiene la razón”, de antemano estoy con los débiles y contra los poderosos. Si México sigue apoyando a los gringos, pues se le verá como parte de los EEUU.

5. ¿Por qué en lugar de condenar estos atentados de castigo, venganza, reto, o lo que se quiera, el gobierno de México y otros países no condenan el terrorismo masivo, mundial, de los gobiernos imperialistas como EEUU, Israel, Francia, Inglaterra, España? ¿Por qué no le exigen a esos gobiernos que dejen de asesinar a los pueblos en Siria, Irak, Iran, Afganistán? Dirán siempre que están combatiendo el terrorismo y el comunismo; y si eso es justo, entonces combatir el capitalismo explotador, opresor y guerrerista con cualquier método es totalmente justo.

6. Lo  que me duele en estos atentados sería la muerte de gente humilde; pero la realidad es que los trabajadores proletarios no acuden a estos antros; pero sí les pediría que escojan centros de reunión de los grandes banqueros, industriales, gobernantes, los de la Reserva Federal, que son los que autorizan y organizan las guerras y saqueos en todo el mundo. Obviamente estos fabricantes de armas y guerras se reúnen en bunkers vigilados por aviones, helicópteros y en el más absoluto secreto. Pero pienso que a todos les llegará a tiempo.

7. Así que a todos esos HP poderosos les llegará la hora “más temprano que tarde” porque ellos son los culpables y provocadores. Espero que los gobernantes mexicanos también “pongan sus barbas en remojo” porque con sus políticas parecen apoyar a los guerreristas yanquis. ¿Por qué no les dicen a los gobiernos yanquis que dejen de invadir, de explotar y saquear para que no atenten contra ellos? Lo que sucede es que como “patio trasero” México sólo aplica la política que le ordenan y entre ella es joderse a los profesores de CNTE que son los más consecuentes luchadores sociales.  (13/VI/16)