martes, 21 de junio de 2016

14:39:00
MÉRIDA, Yucatán, 21 de junio.- En la Canacintra vemos la importancia de la vinculación dentro de las empresas; la cámara tiene poco más de mil 500 industrias que requieren ya un modelo distinto, un modelo emprendedor, señaló Mario Can Marín, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) Yucatán, durante la firma de convenio con el Instituto Tecnológico de Mérida (ITM).


Acompañado de Mirna Manzanilla Romero, directora del ITM, el líder de los industriales expresó que  las industrias ya consolidadas requieren de nuevos modelos, cambiar la presentación de sus productos, porque el mercado está globalizado y se necesitan nuevas ideas que los estudiantes puedan ofrecer.

“Es muy importante que los jóvenes conozcan lo que hacen las industrias, que emprendan junto con ella nuevos modelos, que a la larga se transformará en dos vertientes, que se queden dentro de las empresas para trabajar en esos nichos específicos para desarrollarlos, y para emprender por su cuenta”, dijo.

Can Marín indicó que hay una apertura total de parte de las empresas, que años atrás no se daba por temor a perder su mercado.

“Hoy en el estado se vislumbran, por las empresas que están llegando, industrias con nueva tecnología, con maquinaria muy específica para ingenierías, mecatrónicas y todo lo tiene el Tecnológico, son la base fundamental de ese tipo de trabajos, por eso es muy importante seguir trabajando con la educación dual”, expresó.  

Reconoció que la importancia de ir a la vanguardia, como los países de primer mundo, del gran capital humano que representan los jóvenes y que son las cámaras empresariales son las que tienen que vincularlos con las industrias, que de igual forma se verán beneficiadas.   

Por su parte, Manzanilla Romero señaló que si bien es importante la realización de la residencia profesional, como lo marca el modelo del Tecnológico Nacional de México, también es importante visualizar que con este convenio se puede ir más allá, llevando a cabo la educación dual, donde se hacen proyectos de interés para las empresas.

“La educación dual es solventar las necesidades de las empresas con proyectos estudiantiles, con algunas competencias muy específicas que los jóvenes puedan desempeñar en base a sus conocimientos con las asesoría de sus empresas y eso a la vez les sirva para aprobar sus materias”, dijo.

Comentó que más allá del convenio, con el tiempo, habrá que hacer un recuento de cuántos estudiantes han realizado estos proyectos y cuántos se han quedado incluso a trabajar en las empresas desarrollando  y detonando sus trabajos.

Manzanilla Romero informó que en promedio 6 mil estudiantes realizan su residencia profesional por carrera, alrededor de 800 cada año.

Estuvieron presentes en la firma de convenio Herberth Díaz Flores, subdirector académico, Manuel Solís Trejo, subdirector de Planeación y Vinculación, maestros y estudiantes. (Boletín)