domingo, 19 de junio de 2016

01:14:00
SANTIAGO DE CHILE, 19 de junio.- Terminó el silencio del gran líder y capitán de la selección chilena. Luego de la brillante goleada 7-0 de la "Roja" sobre México por los cuartos de final de la Copa Centenario, Claudio Bravo sacó el habla en Estados Unidos.

El arquero del equipo nacional se mostró muy satisfecho con lo hecho por sus compañeros y también se refirió al duro momento que pasó luego de ser duramente criticado por los goles que recibió en la fase grupal.

"Apareció el campéon que nadie esperaba. Nosotros sabemos el equipo que somos, al margen de las críticas, que fueron en exceso. Somos un país que no está acostumbrado al éxito, es un momento que tenemos que cuidarnos más que nunca. Esto es lo lindo del fúbol, jugar ante 90 mil mexicanos en el estadio, teniendo en cuenta el historial. Me saco el sombrero por mis compañeros", sentenció el meta. En esa misma línea, puso mesura al ser consultado por los "oles" que recibieron de la propia parcialidad azteca presente en el Levi's Stadium de Santa Clara. 

Bravo elogió a sus compañeros por la gran actuación de la "Roja". (Foto: Photosport)

"Recuerdo que eso nos pasó con Paraguay en Santiago, cuando le gritaban oles a Paraguay. Son lecciones, uno aprende y volvimos a jugar de la manera que estamos habituados, con puntos altos y pasar esta llave de la manera que lo hicimos hoy. Aceptamos lo malo que pueda venir", precisó. Finalmente, agradeció el apoyo que recibió en las redes sociales, tras los tantos en los que tuvo responsabilidad durante la fase inicial. "Agradezco los miles de mensajes que me llegaron. Uno se pela la piel por eso, por llevar alegría y entrega. Nosotros lo tenemos claro, sabemos que habrán momentos donde la película va a cambiar", concluyó.

Voltereta de los hinchas mexicanos: Terminaron insultando a sus jugadores y alabando a Chile

Desde que Eduardo Vargas anotó el 5-0 parcial para Chile contra México, los hinchas aztecas se volvieron contra su selección en el Levi's Stadium de Santa Clara.

Desde las tribunas se empezaron a escuchar los "ole" cada vez que los jugadores de la "Roja" tocaban el balón, en calara molestia por el actuar de los norteamericanos.

Pero no sólo eso. Famoso es el grito de "puto" que vociferan cuando un arquero rival saca desde el fondo. Y la historia se dio vuelta, ya que ahora ese insulto se lo dedicaron cada vez que el portero mexicano, Guillermo Ochoa, tocaba la pelota.

Claramente el mal rendimiento de México afectó a la confianza de los miles de hinchas aztecas que llegaron en su mayoría el Levi's Stadium. En la previa eran favoritos, pero hoy no pudieron contra el despertar de Chile que los goleó y dejó eliminados en cuartos de final. (emol)