martes, 21 de junio de 2016

02:34:00
LONDRES, 21 de junio.- Bentley es sólo un bebé, pero su historia de vida ha sido una inspiración para muchas personas. Aún en el útero, los médicos se dieron cuenta de que tenía una malformación rara, llamada encefalocele, que hizo su cerebro se desarrollara fuera del cráneo. Se le sugirió el aborto a sus padres, Sierra y Dustin, pero la pareja decidió tener el bebé, a pesar de que viviera sólo unas pocas horas.

"Él era perfecto", dijo Sierra Yoder a The Telegraph. "Realmente no importaba el tiempo que lo tuviéramos. Estábamos muy agradecidos de poder lograrlo."

Superando las estimativas de los médicos, Bentley sobrevivió a pesar de su frágil salud. A los cuatro meses, Sierra y Dustin ganaron un soplo de esperanza al ser remitidos al Hospital Infantil de Boston.

Bentley antes de la cirugía. (Más fotos en Facebook)

Allí, los médicos descubrieron que la parte del cerebro de Bentley que estaba afuera del cráneo era la que controla la función motora, la resolución de problemas y la visión. Pero decidieron operarlo de todos modos. El 24 de mayo, se sometió a cirugía neurológica, larga y delicada. La familia sabe que Bentley tiene un arduo camino por delante, pero todos tienen confianza.

"Él tendrá una vida plena. Sólo tenemos que dar un paso a la vez." (The Telegraph / O Globo)