jueves, 16 de junio de 2016

20:30:00
MÉRIDA, Yucatán, 16 de junio.- Convencido de que la física es la ciencia que mueve al mundo, Alfonso Castillo González, estudiante de la Escuela Preparatoria Uno de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), representará a México en la Olimpiada Iberoamericana de Física 2016 que se realizará del 26 al 30 de septiembre en Carmelo, Uruguay.

El estudiante resultó seleccionado entre unos 10 mil jóvenes de todo el país, para participar en dicha Olimpiada Iberoamericana de Física.

Acompañado de la directora de la Escuela Preparatoria Uno, Ligia Herrera Correa y de su profesor de Física David González Reyes, el joven manifestó estar muy emocionado y comprometido con esta oportunidad en su vida. “Me siento muy agradecido y emocionado, con muchos sentimientos de llegar aquí porque he dedicado estudio, tiempo, esfuerzo y momentos de mi vida pero ha sido bueno y está dando sus frutos”, dijo.

Alfonso Castillo González, estudiante de la Escuela Preparatoria Uno e integrante de la delegación mexicana que participará en la Olimpiada Iberoamericana de Física 2016, que se realizará del 26 al 30 de septiembre en Carmelo, Uruguay. Resultó seleccionado de entre 10,000 jóvenes de todo el país.

Además, comenta que contrario a otros jóvenes de su edad, él prefiere dedicar tiempo completo a sus estudios “esto es algo que me llena y que volvería a repetir si fuera necesario”, agregó.

El caso de Alfonso es peculiar ya que es un joven que calificó en su primer intento ante las olimpiadas, lo cual no ocurre con el resto de los participantes, que deben pasar entre 1 o hasta 5 años para puedan resultar seleccionados.

Hijo mayor de dos que integran su familia, Alfonso dijo que del selecto grupo de 9 jóvenes que participarán en las olimpiadas, ya sea en su versión Iberoamericano como el internacional, él es el único que logró su selección en su primer año de intento. “Yo no tenía conocimiento de las olimpiadas, sino hasta el año pasado cuando escuché sobre el tema en la Preparatoria. Al estar interesado, mi maestro David me empezó a entrenar en el selectivo y comencé a presentar en las diferentes etapas estatal y nacional, ésta última se llevó al cabo en noviembre del año pasado”, explicó.

Alfonso invitó a otros jóvenes a alcanzar sus objetivos y metas, “lo que decidan estudiar es porque realmente les tiene que gustar para que puedan ser los mejores y así, dedicarle todas las ganas”.

“Como joven, si es complicado combinar tareas, estudios y entrenamiento extra, como en el caso de las olimpiadas, pero cuando te gusta no sientes cansancio, sino al contrario, mucho más ánimo para seguir adelante”, subrayó.

Dijo que en el área de la física y ciencias exactas se requiere mucho razonamiento, además de voluntad porque se trata de estar practicando a cada momento; dedicar las horas libres a resolver problemas y experimentos con el fin de avanzar en el aprendizaje.

Durante la plática comentó que sus padres Luis Castillo Morcillo y Suemi González Canché se sienten muy orgullosos de lo que hasta ahora ha logrado. “Ellos siempre me apoyan, son ellos quienes me llevaban a los selectivos y entrenamientos y les gustó que participara porque siempre trato ser el mejor”.

Agradeció a los maestros de la Preparatoria Uno que fueron los que lo motivaron a incursionar en el mundo de la física, “sin ellos no hubiera llegado a donde estoy, ellos sentaron las bases de mi entrenamiento”, recalcó.

La directora del plantel Herrera Correa explicó que la Preparatoria Uno y la UADY en general, siempre han apoyado estos eventos que desarrollan las capacidades de los jóvenes.

“Tenemos un compromiso con la formación integral y una planta docente muy comprometida que contagia y motiva a los jóvenes estudiantes”, precisó.

Por su parte, el profesor de Física, González Reyes, dijo sentirse muy orgulloso del esfuerzo del estudiante. “Me di cuenta que siempre ha puesto perseverancia y dedicación, y que tiene un talento natural para la ciencia. Es un buen ejemplo para otros muchachos que sufren con esta disciplina, cuando en realidad hay que encontrarle el gusto”, comentó.

Finalmente, hizo ver que como profesor mantiene el compromiso de contagiar a los estudiantes para que puedan sentirse atraídos por la física. “Hay que ver la manera de hacer atractiva la ciencia, porque podríamos presentarla como lo más feo del mundo y así ya no la van a querer, cuando en realidad lo importante es presentar esta disciplina como lo que realmente es, algo que despierta la curiosidad, y así ir explicando por qué y cómo ocurren los fenómenos naturales, y así le van agarrando el gusto”, refirió.

En la Preparatoria Uno nos esforzamos para lograr esta enseñanza mediante eventos como feria científica, concursos internos, entre otros, concluyó.