domingo, 14 de febrero de 2016

21:55:00
WASHINGTON D.C. / MOSCÚ, 14 de febrero.-  El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha urgido a su homólogo ruso, Vladímir Putin, a que cese los bombardeos contra las fuerzas de la oposición moderada en Siria, indicó hoy la Casa Blanca.

Obama, durante una conversación telefónica el sábado por la noche, "hizo hincapié en la importancia de que Rusia juegue ahora un papel constructivo mediante el cese de la campaña aérea contra las fuerzas de la oposición moderada en Siria". Los dos líderes conversaron sobre las "decisiones" y "acuerdos" alcanzados en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC) para lograr en una semana el "cese de las hostilidades" en Siria y de permitir la llegada de ayuda humanitaria a las zonas sitiadas en el país árabe

Este pacto ruso-estadounidense para Siria se logró tras más de seis horas de negociaciones en Múnich del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, en el que participan esos dos países, además de Turquía, Irán, Arabia Saudí, Catar, Egipto, Francia, Alemania y Reino Unido.

Obama y Putin en la Cumbreo del G-20 en Antalya, Turquía, en noviembre de 2015. (Reuters)
Pese a los acuerdos, que aún tienen que implementarse sobre el terreno, Moscú y Washington mantienen diferencias sustanciales sobre el conflicto sirio.

Estados Unidos defiende que, con el apoyo aéreo ruso, el ejército del presidente Bachar al Asad bombardea a la oposición moderada, mientras que Rusia asegura que sus ataques se dirigen contra "terroristas".

El futuro de Asad, que cuenta con el respaldo de Rusia e Irán, es el otro gran punto de fricción entre la Casa Blanca y el Kremlin, aunque ambas partes coincidieron en Múnich en que debe ser el pueblo sirio, en unas negociaciones, quien decida cómo se articulará el país tras la guerra.

En su conversación con Putin, Obama también instó al Kremlin a que cumpla con los Acuerdos de Minsk, firmados hace un año en la capital bielorrusa con mediación de Rusia, Francia y Alemania y en los que se acordó un alto al fuego, violado continuamente por las partes.

En este sentido, el mandatario estadounidense pidió a su homólogo ruso que garantice que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) puede acceder a todas las áreas del este de Ucrania, incluyendo la frontera internacional, con el objetivo de preparar las elecciones locales en el este de Ucrania.
Reacción tras los ataques de Turquía

El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, ha urgido al primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, a que cese los bombardeos contra los milicias kurdas en el norte de Siria, ha indicado este domingo la Casa Blanca.

Biden ha conversado por teléfono con Davutoglu para destacar "los esfuerzos estadounidenses para disuadir a las fuerzas kurdas de Siria de aprovechar las circunstancias actuales para tomar más territorio cerca de la frontera con Turquía", ha indicado la Casa Blanca en un comunicado.

Biden "instó a Turquía a mostrar moderación recíproca mediante el cese de ataques de artillería en la zona", añade la nota, informa Efe.

Pese a todo, Ankara ha atacado por segundo día consecutivo posiciones kurdas e el norte de Siria, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, informa DPA.

Estados Unidos reacciona así a los ataques de estos últimos días de Turquía contra posiciones de la milicia kurda del PYD, un grupo emparentado con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía y que, según Ankara, lanzó proyectiles de mortero contra suelo turco.

"Los dos líderes se comprometieron a trabajar juntos e hicieron hincapié en la necesidad de proteger a las poblaciones desplazadas y vulnerables del noroeste de Siria y en asegurarse de que permanecen abiertas las rutas de asistencia humanitaria con Alepo (Siria)", ha indicado la Casa Blanca.

Davutoglu advirtió en la noche del sábado que su país no permitirá que la milicia kurda amenace su frontera y exigió que se mantenga alejada del corredor que conecta la ciudad siria de Alepo, escenario de duros combates, con Turquía.

Durante su conversación telefónica, Biden "expresó apoyo a Turquía por su lucha contra el terrorismo del PKK y los dos líderes afirmaron su objetivo común de derrotar al Estado Islámico y de trabajar hacia el cese de las hostilidades", como se acordó durante la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC).

En ese encuentro, el denominado 'Davos de la Defensa' y que ha terminado este domingo tras tres días de reuniones, se ha firmado un acuerdo para lograr en una semana un "cese de las hostilidades" en el marco del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, donde se encuentran EEUU, Rusia, Irán, Arabia Saudí y Turquía, entre otros.

La discrepancia de EEUU y Turquía respecto al papel de las milicias kurdas en Siria ha tensado en las últimas semanas la relación entre ambos países, aliados en el conflicto sirio.

El Gobierno turco ha criticado duramente a Estados Unidos por mantener contactos con el YPD, un grupo al que Ankara tacha de terrorista, pero al que Washington considera un aliado importante en la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico. (El Mundo)