domingo, 28 de febrero de 2016

14:33:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de febrero.- Cuando doña Rosalinda Poot Novelo vio que uno de los más de 400 volquetes que forman parte del primer mega operativo de descacharrización se estacionó cerca de su casa, inmediatamente se acercó a la unidad para entregar varios objetos inservibles que pudieron ser criaderos del Aedes aegypti, transmisor del dengue, chikungunya y zika.

El Gobernador Rolando Zapata Bello y su familia se sumaron este día a la segunda jornada del mega operativo de descacharrización, con el que en la víspera se recolectó más de 700 toneladas de cacharros en las colonias y fraccionamientos del sur de Mérida. En la foto, el mandatario y su esposa Sarita Blancarte Canto en un punto de acopio de la colonia San Pedro Cholul.

“Es bueno que exista este programa, ayuda a mantener nuestros patios limpios y sin moscos”, comentó al momento que respondía al llamado que horas antes hizo el Gobernador Rolando Zapata Bello para que la población yucateca se sume con responsabilidad a la jornada de prevención.

Mientras el volquete se encontraba estacionado en la esquina de la calle 51 con 74 del Centro de la ciudad, también se apersonó don Carlos Manuel Magaña quien entregó a los ocupantes de la unidad varias botellas de cristal que durante de la temporada de lluvia pudiera acumular agua y albergar al vector.

“Me enteré que iban a pasar a recoger las cosas por los brigadistas que esta semana estuvieron en mi casa”, mencionó el adulto mayor, quien también expresó un reconocimiento a las autoridades por poner en marcha esquemas enfocados a cuidar la salud de los habitantes.

En esta primera jornada de descacharrización de cinco que se van a realizar en todo el estado, participan mil 150 brigadistas, que durante el sábado captaron cacharros desde la calle 59 del Centro hasta las colonias y fraccionamientos de la zona sur de la ciudad, operación que repiten hoy domingo en dirección a la zona norte.

René Green Pérez, Cristóbal Abán Celis y Antonio Hernández Sánchez fueron los encargados de depositar en el volquete los objetos inservibles que momentos antes los vecinos dejaron en dicha esquina y de los cuales resaltaban cubetas viejas, cajas, botellas, muebles rotos y hasta una tina dañada.

Tras limpiar por completo este espacio, los trabajadores trasladaron la unidad a la esquina de la calle 53 con 74, donde también se encontraron con diversos objetos.

Todos los cacharros recolectados son depositados en los basureros de los municipios de Mérida, Kanasín y Umán, mientras que los televisores tirados por el proceso de digitalización son llevados a un lugar especializado , ya que contienen sustancias nocivas para la salud.

Familia Zapata Blancarte se suma a la campaña

Como otros vecinos, el primer mandatario, acompañado de su esposa, Sarita Blancarte de Zapata, dejó objetos inservibles en un punto de acopio de la colonia San Pedro Cholul.

Latas, botellas, cajas y cubetas fueron algunas de las cosas que Zapata Bello depositó en la esquina donde ya se encontraban llantas, electrodomésticos viejos, mangueras y otros cacharros que de no ser eliminados podrían convertirse en criaderos del mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya.

Habitantes de la colonia salieron a saludar al Gobernador, quien les comentó que en las próximas horas un volquete iría a recoger los objetos a cada esquina, como parte de las acciones que se realizan para prevenir la reproducción de mosquitos, antes de que inicie la temporada de lluvias.

El operativo que se implementa este fin de semana corresponde a la segunda etapa de una estrategia integral desarrollada por el Gobierno del Estado en colaboración con los ciudadanos,  los ayuntamientos, el Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina.

En la primera fase, efectuada la semana pasada, mil 500 brigadistas visitaron cada hogar de la capital para informar a los habitantes de las medidas que se requieren para controlar al mosco Aedes aegypti, además de poner abate en zonas que pudieran contener larvas. También, invitaron a los habitantes a deshacerse de sus objetos inservibles durante las jornadas de descacharrización.

La segunda fase que se lleva a cabo este fin de semana comprende la recolecta de cacharros que servirían de hogar al vector, por lo que representan un riesgo para la salud.

La estrategia obedece a un compromiso por mantener a Yucatán con bajos índices de transmisión de dichas enfermedades mediante la prevención y la participación de la población durante todo el año. El operativo es el primero de cinco similares que se realizarán este 2016.