martes, 3 de noviembre de 2015

01:03:00
ATLANTA, Georgia, 3 de noviembre.- Un satélite de Estados Unidos ha detectado un aumento súbito de calor (heat flash, elevación súbita, "destello" de calor) en el momento en que la aeronave rusa se accidentó en el Sinaí, en Egipto, informa la CNN citando a un funcionario estadounidense familiarizado con la investigación. (Ver también Misterio, la caída de avión ruso fue causada por un impacto pero las cajas negras no lo registran)

Los servicios de Inteligencia de Estados Unidos y los funcionarios militares están analizando los datos para determinar si el heat flash se produjo en el aire o en el suelo.

Desde la noche del lunes la CNN informo que satélites estadounidenses detectaron "actividad infrarroja" sobre la Península de Sinaí al momento en que ocurrió el desastre del vuelo 9268.

Caja negra del Airbus 321 que cayó. (AP)

Las autoridades le han restado importancia a un aparente rumor de que los militantes islámicos en Sinaí derribaron el Airbus A321-200, ya que dijeron que la razón más probable del accidente es un fallo técnico.

Sin embargo, hasta el momento, no han podido ofrecer una explicación definitiva de lo que sucedió y el presidente egipcio sugiere que las investigaciones podrían tardar meses. (A continuación, los restos del avión vistos desde lo alto):
Así es como están las cosas:
El vuelo

El vuelo 9268 se dirigía del complejo turístico egipcio Sharm el-Sheikh a San Petersburgo el sábado temprano cuando desapareció del radar luego de 23 minutos de vuelo, según dicen los funcionarios egipcios.

Al parecer, los controladores de tráfico aéreo no recibieron ninguna llamada de socorro de los pilotos. "No había nada anormal antes del accidente del avión", dijo el ministro egipcio de Aviación Civil, Hossam Kamel, el sábado. "De repente desapareció del radar".

El corresponsal de aviación de CNN, Richard Quest, dijo que era "poco común" que un avión cayera bruscamente luego de apenas 20 minutos de vuelo.

"En este punto, un avión está en piloto automático. Está alcanzando su altitud inicial de crucero y es poco probable que algo pueda o deba salir mal", escribió en un análisis.

Sin embargo, el sitio web Flightradar24, el cual le da seguimiento a los aviones en todo el mundo, dijo que había recibido datos del avión ruso que sugerían cambios bruscos de altitud y una dramática disminución en la velocidad de avance antes de que se perdiera la señal.

"Es inquietante para mí. Eso me indica que algo posiblemente ocurrió durante la entrada en pérdida. Quiero decir, un avión no puede volar a esas velocidades más bajas", dijo el analista de aviación de CNN, Les Abend, aunque advirtió que la información de Flightradar era muy preliminar.

El accidente

"La desintegración del fuselaje tuvo lugar en el aire y los fragmentos se esparcieron alrededor de un gran área", cubriendo alrededor de 20 kilómetros cuadrados (8 millas cuadradas), según Viktor Sorochenko, director ejecutivo del Comité Interestatal de Aviación de Rusia, les dijo a los reporteros el domingo.

El hecho de saber que el avión se desintegró en el aire ayuda a reducir la lista de posibles causas del accidente, pero aún existen muchos escenarios, dijo el analista de aviación de CNN, Peter Goelz.

"Reduce la lista un poco, pero hay una serie de cuestiones que podrían haber afectado este avión", dijo Goelz, exdirector general de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés). "Además, no se ha descartado el terrorismo".

El sugirió que el desastre podría haber sido resultado de "algún tipo de fallo catastrófico, quizá causado por un problema de mantenimiento anterior. Es posible que un tanque de combustible central haya explotado".

El exinvestigador de la NTSB, Alan Diehl, le dijo a CNN que cree que la "destrucción final" del avión podría haberse debido a "las fuerzas aerodinámicas o a algún otro tipo de fuerzas G".

Se espera que los investigadores logren obtener una idea más clara sobre lo que pasó con el avión a partir de sus datos de vuelo y de las grabadoras de voz de la cabina — dispositivos comúnmente conocidos como cajas negras—, los cuales han sido recuperados, según las autoridades.

El avión

El Airbus A321-200, operado por la aerolínea Kolavia, aprobó una inspección de rutina antes del despegue, dijo el sábado el jefe de Egyptian Airports Co., Adel Al-Mahjoob.

Sin embargo, el copiloto del avión, Sergei Trukhachev, le había dicho a su hija que estaba preocupado por el estado técnico del avión, de acuerdo con su exesposa. "Nuestra hija tuvo una charla telefónica con él justo antes del vuelo", le dijo Natalya Trukhacheva al canal de televisión estatal de Rusia, NTV. "Se quejó antes del vuelo que desearía que el avión estuviera en un mejor estado técnico".

De acuerdo con la Red de Seguridad Aérea, la cual rastrea los incidentes de aeronaves, la cola del mismo avión golpeó la pista al aterrizar en El Cairo en el 2001 y requirió reparación. En ese entonces, el avión estaba registrado a nombre de la aerolínea libanesa Middle East Airlines, según muestran los registros de inscripción.

El avión fue fabricado en 1997 y Kolavia, también conocida como Metrojet, lo había estado operando desde el 2012, dijo Airbus en un comunicado. El avión había sumado alrededor de 56.000 horas de vuelo durante casi 21.000 vuelos, dijo el fabricante de aviones.

Las víctimas

Iban 217 pasajeros y siete tripulantes a bordo del vuelo 9268. De los pasajeros, 209 eran rusos, cuatro eran ucranianos y uno era bielorruso. Se desconoce la ciudadanía de otros tres pasajeros.

Veinticinco niños se encontraban entre las víctimas, No hubo sobrevivientes. (CNN / Repubblica)