viernes, 27 de noviembre de 2015

16:07:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de noviembre.- Cuestionado respecto al ajuste de los valores catastrales y el impuesto predial, aprobado en días pasados en sesión de Cabildo, el alcalde Mauricio Vila Dosal explicó que no existe ningún aumento sino una simple actualización de los valores catastrales que se ha venido haciendo durante los últimos años.

Foto: JMRM

Entrevistado este mediodía tras la presentación de la próxima Noche Blanca, el presidente municipal indicó que respeta la opinión de los empresarios, inconformes con la medida, quienes tienen que defender los intereses de las cámaras que representan.

"Mi labor es defender los intereses de los meridanos", dijo.

El primer regidor dijo que este ajuste es una obligación municipal que marca la Constitución a los Ayuntamientos con el fin de evitar la evasión fiscal, el lavado del dinero y, en el tema del derecho familiar, regula lo relativo a las pensiones alimentarias, que van ligadas a los valores catastrales.

"Se tiene que hacer esta actualización para cerrar la brecha entre los valores comerciales y los valores catastrales", indicó.

El presidente municipal señaló que, para no afectar la economía, se ha puesto en marcha un programa de apoyo en el cual los predios que valgan menos de medio millón de pesos no podrán pagar más de un 4% adicional.

Los que valgan más de esa cantidad, señaló, no podrán pagar más de un 10%.

De esta manera, una persona que hoy paga $70 de predial lo máximo que podría llegar a pagar son $73. Una que paga $2,000, $2,200, dijo a modo de ejemplo.

Sobre el Impuesto Sobre la Adquisición de Bienes Inmuebles (ISAI), indicó que éste sólo lo tienen que cubrir quienes compren una vivienda o terreno, esto es, alrededor del 1% de la población cada año.

Indicó que las viviendas que valgan menos de $310,000 pagarán menos que el año pasado. Las únicas que sufrirán el ajuste son las que valgan más.

El alcalde explicó que la ciudad sigue creciendo y mientras más grande sea, más recursos se necesitarán para pavimentar y repavimentar calles, remodelar y hacer nuevos parques, por lo cual se asumió el compromiso inédito, con los miembros del Consejo del Seguimiento del Presupuesto, de dedicar el 100% de lo que se recaude extra, alrededor de 100 millones de pesos, directamente a estas labores.

"Ése es el interés que tiene el Ayuntamiento de Mérida, el de poderle brindar a la gran mayoría de meridanos los servicios que ellos necesitan", expresó.

Vila Dosal indicó que en Mérida hay calles muy antiguas, algunas con más de 30 años, y cuesta muchísimo bachearlas. Aparte está la situación de los fraccionamientos nuevos como Ciudad Caucel, Las Américas, Los Héroes y Tixcacal Opichén que piden a gritos que se les hagan sus parques para que puedan convivir.

Cuestionado por otro reportero sobre las "obras emblemáticas" para el próximo año, el alcalde dijo:

"Nosotros no pensamos en obras emblemáticas ni en que recuerden a Mauricio Vila. Nosotros enfocamos un presupuesto en atender las necesidades de los meridanos. Lo que queremos es conservar la calidad de vida de esta ciudad, que los meridanos sigamos viviendo igual de bien, igual de felices, y la principal labor que tiene un Ayuntamiento es la de brindar los servicios públicos", remarcó.

"Las obras rimbombantes a nosotros no nos corresponden, nuestro presupuesto es para brindar los servicios públicos de la ciudad y en ese sentido vamos a estar trabajando", señaló. (JMRM)