miércoles, 14 de octubre de 2015

14:59:00
MÉRIDA, Yucatán, 14 de octubre.- En Movimiento ciudadano Yucatán consideramos que una de las principales responsabilidades de quien es parte de un cuerpo colegiado como lo es el cabildo de Mérida, es la que se refiere al análisis y valoración de la información que permita tener una visión más clara y precisa de la situación en la que se encuentra la administración del Municipio de Mérida así como de las inconsistencias o irregularidades que pudieran existir en la documentación y los informes que se recepcionaron de la administración municipal anterior. 


Quienes integran la comisión de entrega recepción, tienen la obligación de revisar, aclarar y avalar, en su caso, la cuenta pública que integra el documento. Cuanto más importante es, si pertenecen a las opciones políticas que no forman parte de la fracción que tiene a su cargo la administración del Ayuntamiento y que representamos a miles de personas que no confiaron en el desempeño de la administración anterior.

La regidora Milagros Romero Bastarrachea, forma parte de esta comisión, “Es por esa obligación legal y moral, que en tiempo y forma, acudí a las oficinas de la contraloría municipal en donde se encuentran a resguardo los informes por departamento de cada área de la administración pública municipal.

Al celebrarse la reunión de la comisión mencionada, al leerse el listado de regidores que acudieron a cumplir este compromiso, quedó en actas que solamente 4 regidores, 3 del PAN y una servidora de Movimiento Ciudadano cumplimos con la encomienda, y solamente una servidora, manifesté múltiples observaciones y precisiones para ser aclaradas en la siguiente sesión. 

La responsabilidad, que contrajimos con el cargo, obliga a velar por la cuenta pública, la transparencia y el conocimiento de la operación interna dicha cuenta. Es por esto que, haciendo uso de mi derecho que como integrante del cabildo de Mérida me compete, me di a la tarea de analizar y revisar la información a la cual tuve acceso así como de solicitar en la sesión del día de hoy, la respuesta de aspectos del informe que para mí, son poco claros. 

Espero la puntual aclaración de las observaciones realizadas como por ejemplo: Respecto a las obras públicas realizadas con presupuesto federal, la lista de los contratistas, y toda la información respectiva de las obras asignadas, el avance, las licitaciones, proveedores de insumos.

Así como de otros rubros como las 90 observaciones o denuncias que tiene la comisión de derechos humanos de Yucatán contra el ayuntamiento, el listado de asesores de las principales áreas de la administración, el pago de impuestos obligatorios a toda institución pública o privada, la planta de personal que laboraba en el ayuntamiento y que tenía a su cargo la licitación u otorgamiento de la obra pública, así como las compras a ciertos proveedores”. 

En Movimiento Ciudadano Yucatán consideramos que a la votación que otorga la ciudadanía debe de ser honrado con el trabajo responsable, comprometido, constante y sistemático de quien fue electo o electa a cualquier cargo de representación popular. Siendo una de sus principales responsabilidades el analizar, evaluar, supervisar y vigilar el uso y la aplicación de los recursos tanto materiales como financieros que tiene bajo su responsabilidad el ayuntamiento. Recursos que a fin de cuentas pertenecen a la ciudadanía y deben de usarse para su beneficio. Y no para favorecer negocios que se han hecho “por costumbre o tradición” entre los gobernantes y familiares de estos, amigos o socios de negocios, los cuales debemos evitar que se continúen llevando a cabo con recursos de carácter público, en detrimento o perjuicio de las necesidades de la colectividad. Ese es el trabajo y no se puede dejarlo a un lado, pues no se estará cumpliendo a conciencia con el encargo. (Boletín)