martes, 20 de octubre de 2015

16:13:00
VERACRUZ, 20 de octubre de 2015.- El Hospital Regional del ISSSTE en Veracruz realizó exitosamente un implante de válvula aórtica por vía endovascular, sin necesidad de un manejo quirúrgico, convirtiéndose así en el primer nosocomio del país, fuera de la Ciudad de México, que realiza procedimientos de estas características a sus derechohabientes. 


El implante se realizó en colaboración y coordinación con el equipo cardiovascular (Hearteam) del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” del ISSSTE, encabezado por el proctor Alfredo Merino Rajme, los cardiólogos Julio Fernando Zaballa Contreras y Faustino González Acuña, así como por especialistas de las áreas de angiología, anestesiología y enfermería.

Actualmente, el paciente intervenido Mario Muñoz y Mendieta, jubilado de 78 años que recibe sus servicios de salud en la clínica de Xalapa, se encuentra totalmente recuperación y se reporta como estable. Antes de esta operación, el paciente se encontraba incapacitado totalmente, pues presentaba falta de aire, dolor crónico en el pecho y mareos que le impedían realizar sus actividades cotidianas. 

El jefe del Servicio de Hemodinamia, Julio Fernando Zaballa Contreras aseguró que con esta intervención, el Hospital Regional de Veracruz se sitúa como uno de los mejores del país que brinda mayor cobertura médica a la derechohabiencia. Además, detalló, cuenta con la infraestructura y personal capacitado para la realización de estos procedimientos, así como con una lista de pacientes que están a la espera del implante de esta válvula.

El Hearteam ha realizado más de 30 procedimientos de esta naturaleza en la Ciudad de México, en tanto para Veracruz fue el primero. Actualmente el Hospital Regional de Veracruz realiza el protocolo para 3 pacientes más que requieren este implante, entre ellos una joven de 17 años con insuficiencia mitral severa. 

Los implantes de válvula aórtica sirven para corregir problemas que evitan que la sangre que sale del corazón llegue hacia un vaso sanguíneo llamado aorta. 

El implante de TAVI, tuvo una duración de una hora y participaron 17 médicos entre anestesiólogos, médicos cardiólogos y enfermeros, y su procedimiento se realizó por venodisección femoral derecha con previo implante de marcapasos temporal vía femoral izquierda.

Zaballa Contreras informó que al contrario de este procedimiento no invasivo, la cirugía cardiaca convencional para estos pacientes, conlleva una recuperación de un mes sin garantizar los mejores resultados, además con un alto riesgo de mortalidad.

Además, un procedimiento de este tipo, que se realiza en el ISSSTE de forma gratuita para sus derechohabientes, en la iniciativa privada tiene un costo de entre 800 mil y un millón y medio de pesos.

Con estas acciones, el ISSSTE acerca servicios de salud de alta especialidad a sus derechohabientes en toda la República mexicana, en cumplimiento a la instrucción del Presidente de la República, de brindar una atención de con calidad y profundo sentido humano. (Boletín)