jueves, 2 de julio de 2015

23:23:00
CIUDAD DE MÉXICO, 2 de julio.- El Embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, anunció el término de su gestión en el País enlistando los resultados de su trabajo y advirtiendo que México y Estados Unidos podrán superar sus obstáculos juntos.

En una fiesta por el Día de la Independencia de Estados Unidos, realizada en su residencia, consideró que existe un mejor diálogo entre ambos países, lo que ha contribuido a crear caminos para tratar desacuerdos de manera respetuosa.

Sin embargo, reconoció que persisten serios retos, tales como el crimen, la corrupción y la impunidad, mismos que exigen una responsabilidad compartida.

Earl Anthony Wayne anunció la noche de este jueves que dejará el cargo al frente de la representación diplomática a finales de julio.

Al celebrar anticipadamente el Día de la Independencia de los Estados Unidos, el 4 de julio, el diplomático aprovechó la presencia de muchos funcionarios, embajadores de otras naciones, de sus colaboradores, socios y amigos en este país, para decirles, “los extrañaré cuando me vaya”.


"Durante el periodo entre mi partida y el arribo de mi sucesora, habrá un Encargado de Negocios que encabezará la representación diplomática de Estados Unidos en México. Es para mí un gran placer presentarles al hombre que desempeñará ese papel: William Duncan ha llegado en lugar de Laura Dogu como jefe de la cancillería. William ha llevado una muy distinguida carrera trabajando en temas de México y América Latina”, dijo desde la residencia oficial del embajador.

Wayne, quien representó a Washington por cuatro años ante dos administraciones del gobierno mexicano, manifestó su confianza de que William Duncan continuará el ritmo de fortalecimiento en las relaciones bilaterales; también dedicó tiempo a contestar las interrogantes de cuándo llegará su sucesora.

"El arribo de mi sucesora lo determinará el Senado de los Estados Unidos en su deber constitucional de asesorar y ratificar la nominación del Presidente Obama de Roberta Jacobson para que se convierta en la nueva embajadora de Estados Unidos en México. La subsecretaria Jacobson es una excelente elección”, destacó.

Retos compartidos

Antes de terminar su discurso, Wayne reconoció que “a pesar de nuestros éxitos, aún hay serios retos: el crimen, la corrupción y la impunidad que ponen obstáculos” en el desarrollo de la región.

"Nuestra relación ha madurado y sigue haciéndolo. En ambos lados de la frontera hay y seguirán habiendo voces críticas que no ayudan, y encontraremos ‘topes en los caminos’. Pero nuestros éxitos superan por mucho estos obstáculos, y la determinación de nuestros funcionarios y ciudadanos en ambos lados de la frontera de crear una vida mejor trabajando juntos es más fuerte que nunca”, dijo el diplomático.(Reforma / Excélsior)